Devocionales

Cuando no estás segura de si debes quedarte

27 de octubre de 2020
Tenme compasión, SEÑOR, porque desfallezco; sáname, SEÑOR, que un frío de muerte recorre mis huesos. Angustiada está mi alma; ¿hasta cuándo, SEÑOR, hasta cuándo? Salmo‬ 6:2-3‬ (NVI)‬‬‬‬‬‬‬‬

Me encanta el pasaje del día de hoy porque es una oración ofrecida por primera vez por alguien que conoce el dolor de la languidez. No es una palabra que use a menudo, pero es la palabra perfecta para describir lo que sentí durante los años de gran dolor e incertidumbre sobre mi matrimonio.

Mucha gente me pregunta por qué me quedé y luché por mi matrimonio después de la aventura de mi esposo. La respuesta a eso es tan complicada e intrincada como tratar de entender lo que hace que el océano retroceda y se detenga en la orilla. Hubo una época en la que quedarse no era razonable ni responsable, por lo que hubo largos tramos de separación en nuestro viaje. Como cuando el océano no respeta los límites de la costa y las condiciones de los huracanes obligan a las evacuaciones.

Pero luego, la costa volvió a ser segura. Y yo tenía una opción.

Decir que luché contra el miedo a ser herida nuevamente es una subestimación. También había tanto dolor y daño que parecía que intentarlo de nuevo era más difícil que irse. Nuestro viaje había durado tanto tiempo con muchas esperanzas frustradas en el camino que no sabía si me quedaba algo por dar.

Así que di lo único que podía — y eso fue el tiempo.

Tomé la decisión de dejar pasar un tiempo y observar qué tan comprometido estaba Art en la búsqueda de la sanación, sin importar si estaba abierta o no a que luchara por mi. Y busqué el consejo sabio de personas que habían pasado por desilusiones que alteraron sus vidas y ahora caminaban hacia la sanación.

Tal vez estás parada en la costa de tus propias circunstancias difíciles tratando de decidir qué hacer. Aquí hay tres declaraciones que fueron realmente útiles en mi propio viaje:

1. “La confianza se construye con el tiempo y con un comportamiento creíble”.

Mi consejero me enseñó esto, y me quitó la presión de sentir que tenía que resolver todo. Sólo tenía que prestar atención a las elecciones que Art estaba haciendo, lo que el Señor me decía en mi tiempo diario en Su Palabra y cómo iba mi propia sanación. Fui honesta durante esta temporada sobre mi progreso y mis contratiempos. Mis emociones se desencadenaron y a menudo quería hablar de lo que estaba experimentando. Y honestamente, el mejor indicador que tenía era la reacción de Art. Si era paciente y comprensivo, aumentaba mi confianza en que su corazón estaba en un lugar sensible.

2. “Él estará en recuperación o recaerá”.

Una sabia amiga que sabía cómo las adicciones pueden complicar las situaciones de sanación compartió esto conmigo. No está tan claro en algunas situaciones, pero para mí, podría distinguirlo por sus elecciones diarias. Las elecciones que alguien hace a menudo apuntan a los hábitos que están estableciendo para que su vida siga adelante. Las elecciones saludables se convierten en hábitos que luego se convierten en patrones saludables que luego se convierten en una vida saludable de recuperación. Mi parte en todo esto es ser siempre honesta acerca de lo que veo... ¿saludable o malsano? ¿Recuperación o recaída?

3. “Lysa, ¿qué es lo que quieres en última instancia?”

Esta simple pregunta también resultó increíblemente útil durante esta temporada. Mi respuesta fue que quería ser capaz de disfrutar de momentos sencillos de nuevo. Y si eso era lo que quería, tenía que tomar decisiones que alimentaran la paz en mi vida en lugar de saltar constantemente sobre las oportunidades cargadas de emoción que a menudo se presentan en momentos de crisis relacionales. No lo hice perfectamente, pero lo hice intencionalmente. De manera intencional elegí no morder el anzuelo que Satanás me ofreció para decir comentarios cortantes, apilar la vergüenza o presentarme como la que tomó mejores decisiones.

El perdón es un proceso. La sanación es un largo viaje. Y después de que el tiempo pasó, me di cuenta de que era posible sanar juntos. Nunca jamás criticaré a otra persona por las elecciones que hicieron, diferentes a las mías, cuando se encontraban en el mismo horror y angustia que yo. Y ciertamente, si no es posible o seguro quedarse... puedes sentir que no tienes ninguna opción. Pero, siempre recuerda, la reconciliación y la redención no son lo mismo. Incluso si tu situación no permite la reconciliación de la relación, la redención con Dios sigue siendo tuya para que la elijas.

Así que, mi querida amiga, si hoy te encuentras en una situación en la que sientes que no hay nada más que dar que tiempo, conozco muy bien ese dolor. Por eso no quiero que te pierdas estas palabras al final del Salmo 6, después de los honestos gritos de David sobre sus problemas, “El Señor ha escuchado mis ruegos; el Señor ha tomado en cuenta mi oración” (Salmo 6:9, NVI).

Dios escucha tu súplica.
Dios acepta tu oración.

Y ya sea que se trate de la redención con la reconciliación o no, Dios dará vida a los pedazos destrozados de tu historia y creará algo nuevo y más hermoso que nunca antes. A Su manera. En Su tiempo.

Dios, gracias por obrar en mi nombre, incluso cuando me siento al final de mis propias fuerzas. Confío en que Tú traerás belleza a mi historia, incluso cuando los pedazos de ella se sienten tan rotos. Gracias por llevarme a través de este día y de esta temporada. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Salmo‬ 34:18‬, El SEÑOR está cerca de los quebrantados de corazón, y salva a los de espíritu abatido. (NVI)‬‬

Recursos Adicionales

¿Qué haces cuando el tiempo de Dios parece cuestionable, Su falta de intervención hiere y Sus promesas son dudosas? Lysa TerKeurst entiende esto profundamente. Pero también ha descubierto que nuestras decepciones pueden ser las citas divinas que nuestras almas necesitan para encontrar radicalmente a Dios. En No Debería ser Así, Lysa nos invita a recorrer su propio camino de fe con astucia, vulnerabilidad y humor honesto. ¡Obtén tu copia hoy!

Reflexiona y responde

¿Qué declaración del devocional de hoy es la más útil para ti en medio de tus relaciones difíciles? Comparte tus pensamientos en los comentarios.

© 2020 por Lysa TerKeurst. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye