Devocionales

Este año, sonríe sin miedo

1 de enero de 2021
Fuerza y dignidad son su vestidura, Y sonríe al futuro. Proverbios 31:25 (NBLA)

Empezaron pequeñas. Tan pequeñas, de hecho, que realmente no las notamos. Se desaparecían en las paredes.

Llevábamos varios años viviendo en nuestra casa cuando empezamos a notar grietas en las paredes. Una pequeña imperfección aquí, una pequeña astilla allá, pero apenas visible y ciertamente no había nada de qué preocuparse.

Sin embargo, después de un tiempo, las grietas se expandieron y finalmente decidimos hacer algo al respecto. Con un poco de yeso y pintura, las remendamos y seguimos con los asuntos de la vida diaria.

Pero las grietas pronto regresaron. Y no solo regresaron, siguieron creciendo. Muy pronto, dondequiera que mirábamos, veiamos una grieta. Cortaron los marcos sobre las puertas e incluso se estiraron hasta el techo. Este proyecto se había convertido en algo más que un trabajo de pintura.

Resultó que nos habíamos equivocado. Pensábamos en lo que veíamos suceder en la superficie de nuestra casa cuando, en realidad, algo en los cimientos era débil y necesitaba ser reparado. Las grietas no eran el problema; eran sólo el resultado del problema.

En el versículo clave de hoy, leemos acerca de una mujer que se viste con fuerza y dignidad, y sonríe sin miedo a lo que ha de venir, “Fuerza y dignidad son su vestidura, Y sonríe al futuro” (Proverbios 31:25). Puedes leer este versículo y, en el panorama del mundo actual, sentir que nunca podrías sonreír sin temor al futuro. O puedes leer algunos de los versículos que rodean nuestro versículo clave y determinar que esta mujer debe ser una especie de superhéroe espiritual que no tiene nada que temer.

A primera vista, el camino para sonreír sin miedo al futuro puede parecer abrumador. Después de todo, ¿qué son un huso y una rueca? (ver Proverbios 31:19). Pero antes de buscar por Internet, veamos estos versículos a través de un lente diferente.

Hay un corazón detrás de esto... para la mujer de Proverbios 31 y para nosotras. La sonrisa que deseamos encontrar no es algo en que debemos trabajar; es algo que recibimos al responder a Dios.

Físicamente, el corazón es un órgano vital. Sin él, moriríamos instantáneamente. Pero el corazón es vital no sólo para nuestra vida física; también es vital para nuestra vida espiritual. Para vivir espiritualmente, necesitamos algo más que un corazón palpitante. Necesitamos un corazón santo.

Con nuestro corazón, creemos en Dios y lo amamos. (Romanos 10:10; Lucas 10:27) Nuestro corazón derrama la verdad o filtra mentiras. (Jeremías 17: 9; Mateo 12:34) Y de nuestro corazón brotan los manantiales de la vida. (Proverbios 4:23)

Dios está mucho más interesado en nuestras motivaciones que en nuestros movimientos. Sí, nuestras acciones son importantes, pero antes de que podamos producir acciones que glorifiquen a Dios, y antes de que podamos sonreír sin temor al futuro, debemos tener corazones posicionados y condicionados para responder a Dios.

Después de años de soportar el peso de nuestra casa, las vigas que sostenían mi casa en su lugar habían comenzado a moverse. Ese movimiento hizo que todo se inclinara. A medida que los cimientos se inclinaban, las paredes y los techos se agrietaron.

Contratamos a un equipo de expertos para que viniera a ayudarnos. Era un trabajo tedioso, ruidoso y agotador. Pero una vez que se estabilizó la base, finalmente pudimos reparar las grietas para siempre.

Tal vez tu corazón ha pasado años asentándose bajo el peso del pecado, el miedo o las preocupaciones de esta vida. Quizá estés cansada de llevar yeso y pintura a diario, y no sabes si te queda energía para considerar tu corazón. No te mentiré; el trabajo del corazón es un trabajo duro. Pero la Palabra de Dios puede elevar nuestro corazón a un lugar estable y hacernos capaces de estar de pie en tiempos inciertos.

Cuando posicionamos y condicionamos nuestro corazón para responder a Dios, nos encontraremos en el camino de convertirnos en mujeres que sonríen sin miedo al futuro.

Querido Dios, admito que a veces puede ser más fácil intentar arreglar un futuro libre de desastres, con mis propios esfuerzos y planes. Hoy, ayúdame primero a ocuparme de mi corazón y a confiar en Ti para manejar mi futuro. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

1 Samuel 16:7, Pero el SEÑOR dijo a Samuel: No mires su apariencia ni lo alto de su estatura, pues yo lo he rechazado. Porque el SEÑOR no mira lo que mira el hombre: El hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero el SEÑOR mira el corazón. (RVA-2015)

Recursos Adicionales

¡En este primer día de enero, Proverbs 31 Ministries quiere desearte un feliz año nuevo! Oramos para que el 2021 tenga muchas bendiciones de Dios para ti y que nuestros devocionales diarios te sigan animando.

Conectate

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy? ¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una  comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

Reflexiona y responde

¿Qué puedes hacer hoy para pasar menos tiempo preocupándote por el futuro y más tiempo priorizando tu tiempo con Jesús?

¡Nos encantaría saber de ti! Comparte tus pensamientos en los comentarios.

© 2021 por Katy McCown. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye