Devocionales

¡Casi no aguanto la espera!

9 de diciembre de 2019
Tengo la plena seguridad y la esperanza que jamás seré avergonzado, sino que seguiré actuando con valor por Cristo, como lo he hecho en el pasado. Y confío en que mi vida dará honor a Cristo, sea que yo viva o muera. Filipenses 1:20 (NTV)

¿Existe alguna imagen más clara de expectativa, esperanza y emoción que los niños que están listos para dormir en Nochebuena?

Cuando yo era niña, en Nochebuena, mi hermano mayor y yo felizmente cooperábamos al tomar nuestro baño de burbujas y poniéndonos nuestros pijamas de franela a cuadros. Luego, nos montábamos en el carro de nuestros padres y paseábamos alrededor de nuestra ciudad para observar las luces navideñas. ¡Ah, la emoción mientras esperábamos que llegara el momento de ese paseo anual!

Una familia colgaba meticulosamente en su enorme ventanal, las botas navideñas de sus 10 niños, al estilo de antaño. Las empresas locales también participaban con sus luces destellantes y personajes navideños enormes, que sonreían desde lo alto de sus edificios.

Mis padres descubrieron, que el paseo para admirar las luces navideñas servía dos propósitos: primero, distraernos de la emoción por un momento de manera que el paseo nos calmaba para la Navidad. Segundo, el paseo nos cansaba y nos quedábamos dormidos en el asiento trasero del auto. Nuestros padres solo necesitaban llevarnos a nuestras camas mientras soñabamos con la Hada del Azúcar con su baile anual y era así que esperábamos la celebración del nacimiento de Jesús.

En el versículo de hoy, el Apóstol Pablo nos muestra ese sentimiento de: “¡Apenas aguanto la espera! ¿Cuánto tiempo falta?” Filipenses 1:20 dice, “Tengo la plena seguridad y la esperanza que jamás seré avergonzado, sino que seguiré actuando con valor por Cristo, como lo he hecho en el pasado. Y confío en que mi vida dará honor a Cristo, sea que yo viva o muera”.

Pablo describe este anhelo llamándolo una gran expectativa y esperanza. Esta gran anticipación de honrar a Cristo en su cuerpo, ya sea por vida o por muerte, y vivir de tal manera que Pablo no se avergonzara de nada.

La palabra griega que Pablo usó para esperanza, es una palabra fuera de lo común. De hecho ¡nadie más en toda la Escritura usa esa palabra! Podría ser que el mismo Pablo la inventó y la acuñó. La palabra es: apokaradokia. Analicemos esta larga y rara palabra.

En griego, apo significa lejos de, separado, libre de. La palabra kara significa la cabeza. Dokein significa vigilar, lanzar o parecer. Cuando las unes todas juntas, la palabra apokaradokia pinta una imagen de esperanza tensa, expectativa fatigada o anhelo ardiente - una mirada tan intensa que provoca que uno deje de enfocarse en lo insignificante y que uno se fije la mirada, en lo único que de verdad importa.

Pablo también utilizó esta palabra en Romanos 8:19: "Pues la creación aguarda con ardiente anhelo la manifestación de los hijos de Dios"(RVA-2015). Allí aplicó el término directamente a la anticipación de cada creyente de recibir su nuevo cuerpo, único y glorificado en el momento que regrese Cristo.

Este anhelo ardiente por el regreso de Cristo va mucho más allá de nuestra emoción infantil en cada Nochebuena, ya que anticipamos la celebración del nacimiento de Jesús. Ese evento futuro cuando regresará el Señor Jesucristo a la tierra realmente será glorioso. El día en que finalmente, “Él les secará toda lágrima de los ojos, y no habrá más muerte ni tristeza ni llanto ni dolor. Todas esas cosas ya no existirán más” Apocalipsis 21:4 (NTV).

¡Casi no aguanto la espera! ¿Y tú?

Padre, estoy esperando ansiosamente el día que pasaré la eternidad contigo en el cielo. Hasta ese momento, concédeme el valor para vivir de una manera que Te honre y glorifique todos los días. En el Nombre de Jesús, Amén.

VERDAD PARA HOY

Mateo 16:27, Pues el Hijo del Hombre vendrá con sus ángeles en la gloria de su Padre y juzgará a cada persona de acuerdo con sus acciones. (NTV)

Isaías 9:6-7, Pues nos ha nacido un niño, un hijo se nos ha dado; el gobierno descansará sobre sus hombros, y será llamado:Consejero Maravilloso, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz. Su gobierno y la paz nunca tendrán fin. Reinará con imparcialidad y justicia desde el trono de su antepasado David por toda la eternidad. ¡El ferviente compromiso del Señor de los Ejércitos Celestiales hará que esto suceda!. (NTV)

RECURSOS ADICIONALES

Bienvenidas a los devocionales Aliento para el día de hoy en español. En Proverbs 31 Ministries creemos que cuando las mujeres conocen la Verdad y viven la Verdad, todo cambia. Estamos bien emocionadas de poder ofrecer este recurso en español, y esperamos en un futuro poder expandir el contenido en español en nuestra biblioteca. Acompáñenos mientras caminamos junto a las mujeres que buscan saber más de la verdad de la Palabra de Dios.

REFLEXIONA Y RESPONDE

¿Cómo describirías tu emoción acerca de servir a Cristo aquí en la tierra, al compartir el Evangelio con otras mujeres? Piensa en una respuesta en pocas palabras. ¿Explotando de emoción? ¿Una emoción apasionada? ¿Moderada? ¿Tibia? ¿Qué necesitas hacer para que tu pasión para el evangelismo crezca? ¡Déjanos saber tu respuesta!

© 2019 por Karen Ehman. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye