Devocionales

Gracia cuando estamos abrumadas

27 de enero de 2020
Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayuda en el momento que más necesitamos. Hebreos 4:16 (NVI)

Parece que siempre estoy en una temporada donde me siento abrumada.

Puedo sentirme abrumada por asuntos familiares, trabajo, escuela, finanzas y compromisos, a menudo todo al mismo tiempo. Lo que es difícil es que estas temporadas parecen inevitables, y no me queda más remedio que seguir adelante si espero recibir una cosecha. Pero he descubierto una forma de inclinarme hacia la gracia en medio del agobio.

Cuando leo el Salmo 142, siento que David me entiende. En este salmo, David se estaba escondiendo de Saúl y su ejército en una cueva. Estaba abrumado y clamó a Dios: ¡Señor, estoy cansado! Tengo que buscar trampas porque la gente está conspirando en mi contra y nadie me respalda. Miro a la derecha con la esperanza de ver una cara amigable y escuchar una palabra de aliento, pero estoy solo. No hay nadie que me cuide. Después de sentir todos sus sentimientos, finalmente proclama que el Señor es su refugio y su porción.

En temporadas abrumadoras, mi naturaleza pecaminosa se hace evidente. Todo está tan nublado que no puedo ver a Jesús. Me impaciento y me irrito con mi familia. Al tratar de ahorrar tiempo, tomo atajos con mis responsabilidades en lugar de hacer lo que dije que haría, porque me siento justificada por mis excusas. Frecuentemente, camino fuera de sintonía con el Espíritu Santo. No soy cariñosa, amable, gentil, autocontrolada, pacífica, alegre, paciente o fiel.

En momentos cuando estoy desanimada y cansada como David, necesito gracia. Necesito experimentar la gracia de Dios, ser fortalecida por la gracia de Dios y ser motivada por la gracia de Dios. ¡Pero tengo que ir al trono para obtener esa gracia!

Por lo tanto, ya que en Jesús, el Hijo de Dios, tenemos un gran sumo sacerdote que ha atravesado los cielos, aferrémonos a la fe que profesamos. Porque no tenemos un sumo sacerdote incapaz de compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que ha sido tentado en todo de la misma manera que nosotros, aunque sin pecado. Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitamos (Hebreos 4:14-16, NVI).

Es alentador para mí que Jesús pueda simpatizar con mis debilidades. Jesús también está familiarizado con todo tipo de cansancio. Él sabe cómo se siente ser tentado a pecar, pero no lo hizo. Como resultado, tengo un Sumo Sacerdote que me llama a acercarme al trono de la gracia a pesar de las tonterías de mi vida. ¡Porque soy perdonada en Jesús, hay gracia para mí! Puedo ir a Dios con plena confianza de que Él no me condenará por todas las formas en que siento que fracasé en medio de mi agobio. Hay gracia sobre gracia esperando que yo la reciba. ¡Y también hay gracia para ti!

Cuando esté abrumada, elegiré jactarme de mi Dios.

¡Me siento abrumada y cansada, pero Dios es capaz!
Siento que me voy a quebrantar, ¡pero Dios rescata!
Siento como si estuviera sola en estas calles ¡pero Dios es mi amigo!

Y de repente, paso de ser débil a ser fuerte en la gracia. Puedo resistir la tentación de dejar que lo abrumador de mi vida me impida perseguir el corazón de Dios.

Padre, cuando estoy en medio de mi agobio, ayúdame a recordar que me ves y me invitas a Tu trono para recibir Tu misericordia y encontrar Tu gracia para ayudarme. Dame el coraje y la confianza para acercarme a Ti, incluso cuando mis instintos me dicen que corra y me esconda. En el Nombre de Jesús, Amén.

VERDAD PARA HOY

2 Corintios 12:9-10, Pero Él me dijo: «Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad». Por lo tanto, gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo. Por eso me regocijo en debilidades, insultos, privaciones, persecuciones y dificultades que sufro por Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. (NVI)

RECURSOS ADICIONALES

¿Quieres más recursos traducidos al español? ¡Inscríbete para recibir notificaciones mientras ponemos a disposición más y más recursos de Proverbs 31 en español! Visita hoy nuestra página Aprende Más e inscríbete para obtener las actualizaciones más recientes.

REFLEXIONA Y RESPONDE

¿Cómo suelen ser las temporadas cuando estás abrumada? ¿Cómo puedes recibir la gracia de Dios en esta temporada?

No necesitamos ver a través de la nube de agobio para alabar a Dios. ¡Escribe dos o tres formas en las que te jactarás de Dios cuando estés abrumada, y compártelas con nosotras en los comentarios!

© 2020 por Shala W. Graham. Derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación

Encuentra lo que has estado anhelando.

¡Por primera vez, Online Bible Studies (estudios bíblicos en línea) y el app móvil de First 5 están colaborando JUNTOS para estudiar la Biblia! Las respuestas a tus anhelos más profundos: 40 días a través de la Biblia comienza el 7 de septiembre.

Aprende más


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye