Devocionales

Momentos difíciles que interrumpen nuestras vidas

23 de marzo de 2020
No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que yo hago una cosa nueva; pronto saldrá a la luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad. Isaías 43:18-19 (RVR 1960)

Haciendo la fila, traté de contener las lágrimas, esperando mi turno para usar el teléfono público.

En una época anterior a los teléfonos inteligentes, yo era una estudiante universitaria que experimentaba un momento muy difícil: ¡la primera vez que vivía lejos de casa! De pie en el pasillo de mi dormitorio, me sentía sola y me dolía el corazón anhelando la comodidad del pasado.

Recordaba mi ciudad natal a través de “gafas de color rosa”. ¡Allí me conocían! ¡Allí tenía amigos! El pasado parecía tan glorioso, pero las transiciones en la vida son inevitables. No podía permanecer en la secundaria para siempre. Debemos avanzar para crecer.

Más tarde ese día, leí los versículos claves de hoy en mi dormitorio, y las palabras me dieron esperanza: No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas. He aquí que yo hago una cosa nueva; pronto saldrá a la luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad (Isaías 43:18-19).

Estas palabras me dieron esperanza hace años, y siguen haciéndolo.

El profeta Isaías les recuerda a los israelitas que Dios no solo los librará del cautiverio en Babilonia, sino que también proveerá para sus necesidades y los llevará a salvo a su propia tierra. Dios ya había traído a Su pueblo a través del Mar Rojo siglos antes. Isaías 43:16 dice: Así dice Jehová, el que abre camino en el mar, y senda en las aguas impetuosas (RVR1960).

Me enfrenté a una temporada de aridez en el desierto cuando experimenté ese momento difícil de irme a la universidad, lejos de mi familia por primera vez. Pero el mismo Dios que me ayudó a superar mis angustias adolescentes, me ayudaría a pasar mi primer año (y lo hizo).

Tal vez hoy estás enfrentando un momento difícil que interrumpe tu vida: una tormenta amenazante y tumultuosa o una estación de sequía en el desierto. Dondequiera que te encuentres en el viaje de la vida, Dios puede acompañarte y hacer nuevas todas las cosas.

En el mundo real, todo se descompone. Las cosas se estropean. Si dejas una cáscara de plátano afuera, no se va a convertir en un plátano nuevo ni en una cosa nueva. Se deteriora y se descompone. Así es el mundo en donde vivimos.

Pero esa no es la manera del Reino de Dios, el mundo espiritual. ¡Él toma lo viejo y lo hace nuevo! 2 Corintios 5:17 dice: Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo! (NVI). Dios puede tomar nuestros viejos errores y angustias y convertirlos en algo hermoso.

Hay muchos momentos difíciles que interrumpen nuestras vidas. La pérdida de un trabajo, un cónyuge o de nuestros padres. Cambiarse de casa. El nacimiento de un bebé. Graduaciones. Un diagnóstico no deseado.

En este momento de tensión, recuerda que Dios está haciendo algo nuevo. Apóyate en el poder de la esperanza en tu momento de transición. La nueva forma que Dios está haciendo no será inferior a la anterior. No, en cambio Dios promete hacer cosas aún mejores por nosotras hoy de lo que ha hecho en el pasado. No te sorprendas, como dice Isaías 43:19: ¿no se dan cuenta? (NVI). Anticipa la provisión de Dios y la novedad de la próxima temporada, y no serás decepcionada.

No dejes que el desierto te intimide. Con cada paso sobre terreno árido, Dios abrirá un camino. Este es el lugar donde pueden ocurrir milagros. La dirección y consuelo divino te esperan.

Querido Jesús, gracias por hacer un camino. Conviertes el desierto en un lugar soportable, guiándome y proveyendo por mí en todo el camino. Realmente haces todas las cosas nuevas. Estoy segura que me mostrarás el camino de la vida y cómo caminar a través de mis circunstancias en la victoria. Eres digno de toda alabanza. En el Nombre de Jesús, Amén.

VERDAD PARA HOY

Isaías 43:20-21, Me honran los animales salvajes, los chacales y los avestruces; yo hago brotar agua en el desierto, ríos en lugares desolados, para dar de beber a mi pueblo escogido, al pueblo que formé para mí mismo, para que proclame mi alabanza. (NVI)

Colosenses 3:9-10, Dejen de mentirse unos a otros, ahora que se han quitado el ropaje de la vieja naturaleza con sus vicios, y se han puesto el de la nueva naturaleza, que se va renovando en conocimiento a imagen de su creador. (NVI)

RECURSOS ADICIONALES

¿Quieres nuestros recursos traducidos al español? ¡Regístrate para recibir notificaciones mientras ponemos a disposición más recursos de Proverbios 31 en español! Consulta la página Aprende Más para más información hoy y regístrate para obtener las últimas actualizaciones.

REFLEXIONA Y RESPONDE

¿Qué momento difícil enfrentas hoy o ha interrumpido tu vida anteriormente?

Piensa en una próxima transición en tu vida. ¿Cómo podría Dios hacer algo nuevo a través de esto? ¿Con qué bien podría sorprenderte? ¡Comparte con nosotras en los comentarios!

© 2020 por Arlene Pellicane. Derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye