Devocionales

Dios no te ha predispuesto a fracasar

27 de abril de 2020
Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que él ha prometido. Hebreos 10:36 (NVI)

La gente dice, despierta antes que los niños. Dicen, antes de alistarte para el trabajo, toma un café y ten tu tiempo a solas con Dios. Son solo dos ejemplos de la lista de buenos consejos de cómo dedicar tiempo para ti.

Bueno, ¿sabías qué que no es tan fácil hacer eso? Algunas mañanas son atareadas. Algunas noches son inquietantes. Tal vez si tuviera menos responsabilidades, podría tener más tiempo con Dios y realizar las cosas que realmente quiero.

¿Te identificas?

¿Alguna vez has sentido que tu situación actual no coincide con las metas de tu corazón - y que tal vez las cosas alrededor tuyo están impidiendo que tomes el siguiente paso?

Yo sí. A veces me frustro con la lentitud de las cosas. Ya sea cuando trato de hacer crecer el ministerio, o cuando trato de guiar a mi hija en su siguiente etapa de desarrollo, fácilmente me pongo impaciente con el proceso y me pregunto si debo intentar un método completamente nuevo.

A veces esa puede ser la solución, pero también me he dado cuenta que el comenzar de cero no siempre es la respuesta. Creo que la mayoría de las veces, nuestras situaciones actuales son el ambiente perfecto para que Dios nos moldee de la forma necesaria para nuestro crecimiento.

Tal vez la frustración de manejar tanta distancia a ese trabajo que ya no te interesa es justamente el “fertilizante” que Dios está usando para desarrollar tu creatividad para algo mejor. Tal vez esa impaciencia que sientes al cambiar pañales y preparar biberones todo el día es el “agua” que Dios está usando para fortalecer tu resistencia. Dios sabe lo que necesitarás para lograr esos sueños que ahora parecen estar fuera de tu alcance.

A veces estoy tan enfocada en la visión que Dios me dio para mi vida, que no valoro los desafíos de hoy, y los veo como obstáculos en mi camino en vez de verlos como las hélices que me impulsarán hacia mi futuro.

Pero me imagino si una semilla pudiera hablar y dijera, «estoy cansada de toda esta tierra. Necesito apartarme y salir a la luz». Bueno, esa semilla nunca llegaría a ser lo que fue diseñada a ser. Igualmente, a veces tenemos que atravesar las etapas menos glamorosas para florecer y ser las personas que Dios diseñó que fuéramos.

Hebreos 10:36 nos recuerda, Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que él ha prometido.

Hay una promesa preparada para nosotras cuando hacemos la voluntad de Dios. Podemos sentir que el caos de la vida cotidiana está quitando tiempo del trabajo que Dios tiene para nosotras. Pero, ¿qué tal si lo estamos viendo del punto de vista equivocado? ¿Qué tal si las tareas que a diario absorben nuestro tiempo es justo donde debemos encontrar a Dios? Sin duda, si aprendemos a buscar a Dios en medio de todo lo demás, estaremos más preparadas para el llamado que Él ha puesto en nuestras vidas.

Efesios 2:10 nos dice que somos hechura Suya, creadas en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas. ¡Imagínate! Podemos confiarle a Él todos nuestros deseos y planes sabiendo que nuestras responsabilidades actuales son oportunidades para crecimiento y lecciones que necesitamos para el trabajo que Dios nos tiene preparado. Puede ser que el lugar donde te encuentras ahora es la preparación para tu destino.

Anímate. No permitas que las responsabilidades de hoy te atrapen, haciéndote desear un ambiente diferente. Aférrate a la Palabra de Dios, y recuerda que Él no te ha predispuesto a fracasar. Cualesquiera que sean tus empeños actuales, haz todo para glorificar a Dios, y Él te acompañará hacia tu siguiente gran paso.

Señor, Tú sabes que deseo hacer más para Ti. Ayúdame a verte a Ti en todo lo que hago, para que yo pueda aceptar el proceso y disfrutar el trayecto , sabiendo que he sido sembrada con propósito para hacer Tu voluntad. En el Nombre de Jesús, Amén.

VERDAD PARA HOY

Romanos 8:28, Sabemos, además, que a los que aman a Dios, todas las cosas los ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. (RVR-1995)

Efesios 2:10, Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica. (NVI)

RECURSOS ADICIONALES

En Proverbs 31 Ministries creemos que cuando las mujeres saben la Verdad y viven la Verdad, cambia todo. Hemos escuchado las voces que piden contenido en español y firmemente creemos que el Señor traerá a las personas correctas a nuestro equipo mientras enseñamos a las mujeres a alinear sus vidas a la verdad de la Palabra de Dios.

Si tienes interés en ser una voluntaria en nuestro equipo de traducción en español de Proverbs 31 Ministries, por favor llena esta solicitud. ¡Nos encantaría saber de ti!

REFLEXIONA Y RESPONDE

¿Cuáles son las tareas, responsabilidades o funciones en tu vida que deberías ver de otra manera? En vez de verlas como distracciones o impedimentos, ¿cómo podrías usarlas como oportunidades para acercarte a Dios?

Únete a nuestra conversación en los comentarios - ¡permítenos escuchar de ti!

© 2020 por Jasmine Williams. Derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye