Devocionales

Para cuando no te sientes ni te ves victoriosa

28 de abril de 2020
Noticias para ti: Estamos en la fase de investigación y desarrollo de contenido para una nueva iniciativa de P31. Puede que tenga un tono diferente al de Aliento para el día de hoy. ¡Si conoces a alguien que esté lista para tomar el siguiente paso en su fe y que pudiera disfrutar este devocional, por favor compártelo con ella! ¡Gracias por leer y esperamos que lo disfrutes!
Una pregunta para considerar
¿Cómo puedo creer que soy victoriosa cuando me siento tan derrotada?


Solíamos decir, “Vicki: 1, Cáncer: 0” cuando mi mamá entró en remisión por primera vez. Después de eso, ella recayó y entró en remisión una vez más, entonces decíamos, “Vicki: 2, Cáncer: 0.” Pero entonces recayó por tercera vez…y esta vez, no entró en remisión.

Mi mamá falleció, y parecía que el cáncer había ganado.

Han pasado 5 años, y la tarjeta de puntuación que una vez fue el grito de guerra para mi familia se ha convertido en un recordatorio de derrota. La muerte duele, el cáncer duele, y la idea de que el cáncer tenga algún tipo de victoria...duele.

¿Cómo podemos mantenernos en victoria cuando el dolor y las dificultades alrededor de nosotras son tan evidentes?

Cuando la muerte duele…

Cuando lo que dicen las canciones de adoración no se siente verdadero…

Cuando las historias de sanidad milagrosa también se encuentran con horrendas historias de pérdida…

Cuando miro los marcadores alrededor de nosotras — no sólo la batalla de mi mamá, pero del mundo — estamos siendo derrotadas. La vida se siente devastadora. La tragedia, el dolor y las dificultades están en todas partes. Los planes de los que estábamos seguras de repente se desmoronan. Familias quedan con vacíos que antes llenaban sus seres queridos, y las noticias cada noche se sienten pesadas e imposibles de resolver.

No estoy segura de cómo se supone que debemos reclamar la victoria cuando estamos paradas en lo que se siente como derrota.

Miramos historias de derrotas mundanas en las Escrituras, especialmente en la vida de los discípulos de Jesús. Parecía que después de ver la victoria más grande de todos los tiempos — Cristo literalmente derrotando a la muerte — ellos vivirían una vida victoriosa mientras cumplían con la comisión de compartir las noticias gloriosas. Sin embargo, la mayoría de los discípulos murieron como mártires. El humano en mi piensa…si esto es vivir victoriosa, no estoy segura de quererlo.

Pablo confirma que la vida es difícil en 2 Corintios 4. El dice que estamos afligidos, perplejos, perseguidos y abatidos. Jesús incluso dice: En este mundo afrontarán aflicciones (Juan 16:33b, NVI). Pero ninguno de estos versículos termina sin esperanza.

Pablo enfrenta cada aflicción con la promesa que no nos sacará: Nos vemos atribulados en todo, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos (2 Corintios 4:8-9, NVI).

Jesús nos dice: “¡Anímense!” porque tenemos la victoria a través de Él: “Yo he vencido al mundo” (Juan 16:33c, NVI).

En cada momento de derrota, todavía tenemos esperanza. Incluso durante lo peor de la batalla del cáncer de mi mamá, había esperanza. No estaba en los tratamientos, o doctores — la esperanza estaba solamente en Cristo.

Si veo la batalla de mi mamá desde este lado de la eternidad, parece que el cáncer ganó. Pero si decido verla desde la perspectiva de Jesús, veo esperanza, sabiendo que Él ganó la batalla mucho antes que ella fuera diagnosticada con cáncer. Yo puedo vivir con la esperanza de saber que mi mamá está pasando la eternidad con Él.

Es complicado entender eso y hasta mas complicado vivirlo. Quisiera decirte que seguir a Cristo va a ser fácil. Que no vas a vivir tragedias o tristezas. Pero no puedo, porque ni Jesús te dice eso.

En este mundo afrontarán aflicciones dijo Él. Esta vida será difícil, y si sólo consideramos lo que está pasando en la tierra, no tendremos esperanza alguna. A veces el cáncer va a ganar…por un momento. Va a haber tristeza…por un momento.

Pero esta vida que tú vives también se va a acabar en un momento. Podemos sentir que estamos perdiendo, pero hermana, Jesús tiene la victoria eterna. Él ha ganado la batalla más grande: Él venció la muerte.

Nosotras siempre vamos a tener luchas momentáneas, pero podemos vivir bajo la promesa de la victoria eterna.

Esa batalla que estás enfrentando, yo sé que es difícil. Yo sé que se siente imposible y desgarradora, pero también sé que, desde la perspectiva de Jesús, ya acabó; está superada.

Considera creer la perspectiva de Jesús y reclamar tu victoria, aunque no te sientas ni te veas victoriosa. Si lo haces, yo sé que vas a poder caminar hoy con más esperanza que ayer. Y mañana, caminarás con aún más esperanza que hoy.

Versículos para contemplar

1 Juan 5:4
Romanos 8:31-39
1 Corintios 15:55-57
Colosenses 2:15
Apocalipsis 1:18
Hebreos 2:14
Apocalipsis 21:4
Romanos 6:9
Juan 11:25
Isaías 25:8

Como devocional patrocinado, las dos secciones siguientes pueden contener enlaces de contenido solo en inglés.

Para profundizar

¿Alguna vez has escuchado o leído una enseñanza que te desafía, pero después te encuentras preguntándote, “¿Y ahora qué?” ¿Qué hacemos con la información que se nos ha dado? ¿Cómo nos debe de cambiar o transformar? Por eso creamos, la sección Now What?” A Guide to Apply and Process Biblical Messages. Esta será tu guía para llevar a la reflexión lo que las Escrituras dicen sobre los mensajes que escuchas y que puedas ver enseñanzas transformarse en progreso para tu vida. Haz clic aquí para descargarla. ¡Este es un recurso GRATIS!

Charlemos

¡Hola Chicas! ¿Quieren conectarse con Madi Vincent, la autora del devocional de hoy “Considera esto”? Madi va a hablar en su historia de Instagram hoy sobre cómo tener victoria en Cristo y también va a responder tus preguntas durante todo el día. ¡Pasa por Instagram para saludar e interactuar con ella! Y déjanos saber qué opinas sobre el devocional de hoy en los comentarios a continuación.

© 2020 por Madi Vincent. Derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación

¡Nuestra campaña financiera de fin de año está activa ahora!