Devocionales

Sirviendo aun con nuestras imperfecciones

16 de junio de 2020
No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea perfecto. Sin embargo, sigo adelante esperando alcanzar aquello para lo cual Cristo Jesús me alcanzó a mí. Filipenses 3:12 (NVI)

¿Te resulta más fácil aconsejar, que vivir de acuerdo con lo que dices? Con frecuencia, luego de una conversación telefónica con algún amigo, me pregunto si esas palabras sabias que dije eran realmente mías. ¡Tal vez debería seguir ese mismo consejo!

Lo admito, es cierto que a veces pueda parecer un poco hipócrita: necesito el mismo consejo que estoy otorgando, pero no creo que Dios lo ve así en absoluto. Él sabe que incluso cuando nosotras creemos en Su Palabra, en algunos momentos no nos aferramos a ella tan firmemente como deberíamos. Algunas veces nos preocupamos y dudamos más de lo que estamos orando.

Pero recuerdo las palabras de Pablo a la iglesia de Filipos. Él dijo en Filipenses 3:12, No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea perfecto. Sin embargo, sigo adelante esperando alcanzar aquello para lo cual Cristo Jesús me alcanzó a mí.

Pablo había compartido tantas instrucciones con ellos acerca de la humildad, la unidad y del conocimiento de Dios, y justo allí, en el versículo 12, les hace saber que él mismo aún no había alcanzado esa meta.

Ese versículo me da esperanza.

Aunque algunas veces comparto con amigas consejos espirituales y palabras sabias, sé que todas estamos juntas en esto. Ninguna de nosotras aún hemos alcanzado la meta final. La clave, como lo menciona Pablo en Filipenses, es permanecer humilde. Habrá momentos en que nuestras acciones no estén a la altura del consejo cristiano que damos, pero continuamos insistiendo para así lograr la meta. La Palabra de Dios es el perfecto modelo de vida, incluso cuando somos insuficientes.

Pablo hizo todo lo posible para lograr el objetivo de conocer a Dios, ya que Cristo lo sostenía. Él está hablando desde ese estado intermedio donde nosotras vivimos como creyentes. ¡Sí, Jesús ha capturado nuestros corazones! ¡Sí, queremos compartirlo con otros! Pero incluso cuando lo hacemos, todavía estamos buscando conocer a Dios.

Amiga, sigue compartiendo a Cristo. Sigue usando Sus palabras para aconsejar y consolar. Porque Él es lo mejor que podemos ofrecer. ¿Nos vamos a equivocar? Claro, pero eso está bien, mientras no dejemos de buscarlo. Dios sabe que nuestra influencia no proviene de un lugar de perfección. Más bien, es nuestra victoria sobre el quebrantamiento y nuestras cicatrices de las batallas las que dicen a los que nos rodean: «Sé que lo lograrás si sigues a Dios, porque eso es lo que me ayuda a superarlo cada día».

Tal vez has tenido momentos donde has dado consejo acerca de confiar en Dios, mientras en secreto, te preocupas sobre tantas cosas de tu propia vida. O tal vez has hablado acerca de la importancia de una relación personal con Dios, pero en realidad no ha sido prioridad en tu diario vivir.

Está bien.

Date cuenta de tu falla y continúa intentándolo.

Cuando permanecemos en la Palabra de Dios, a pesar de no estar a la altura, caminamos en fe. Le decimos al mundo que este Jesús que cambió nuestras vidas, todavía está trabajando en nosotras, usando nuestras imperfecciones para atraer otros hacia Él.

Querido Jesús, ayúdame a ver que soy Tu vasija para impactar al mundo que me rodea. Sé que nunca seré suficientemente perfecta para representarte, pero Tu no necesitas que lo sea. Ayúdame a confiar en Ti con mis debilidades, sabiendo que puedes usarlas para un plan mayor. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

2 Corintios 12: 9, pero él me dijo: «Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad». Por lo tanto, gustosamente haré más bien alarde de mis debilidades, para que permanezca sobre mí el poder de Cristo. (NVI)

Recursos Adicionales

Para leer más acerca de cómo Dios puede usarte a pesar de tus imperfecciones, consulta el devocional de Lysa TerKeurst, Una vida con impacto extraordinario.

Reflexiona y responde

¿Alguna vez has sido demasiado dura contigo misma debido a tus defectos? ¿Cuáles son algunas áreas donde necesitas extenderte a ti misma un poco más de gracia?

¿Puedes encomendar esas áreas a Dios y confiar en que Él las usará para Su gloria?

¡Únete a la conversación en los comentarios! Nos encantaría escuchar de ti.

© 2020 por Jasmine Williams. Derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye