Devocionales

Atoradas en el streaming de programas

30 de octubre de 2020
Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito. Josué 1:8 (NVI)

Durante la pandemia, he estado viendo un programa de vez en cuando. Durante el día, la noche, el almuerzo, ¡en cualquier momento del día! Se podría decir que me he obsesionado con ponerme al día con todas las temporadas que me he perdido, y son varias.

Leo las sinopsis de episodios y encuentro cosas nuevas de qué hablar con mis amigas que han sido fanáticas durante años. Cuando me despierto por la mañana, a menudo pienso en el último episodio que vi y me pregunto cómo se resolverá. Solía ser que los programas solo estaban disponibles una vez a la semana, y tenías que esperar para poder ver tu programa de comedia o drama favorito. Pero ahora, con los servicios de streaming, puedes ver una temporada completa si estás dispuesta a permanecer despierta.

¿No es una locura cómo algo que estoy viendo, que no tiene nada que ver con mi vida, puede tomar tanto tiempo y energía mental? Es como si estuviera meditando en el programa. Pensando en los personajes. Disfrutando el comienzo del romance. Reflexionando sobre los misterios de la historia.

Podemos quedarnos atoradas en la transmisión, meditando sobre historias que tienen poco que ver con la vida real. Es muy fácil distraerse con lo que ofrecen nuestros dispositivos con tanta facilidad. Gravitamos hacia el entretenimiento, al igual que los niños. Pero la Biblia nos dirige por un camino diferente al de los medios modernos. Como dice el versículo clave de hoy:

Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito. (Josué 1:8)

Idealmente, ¿qué se supone que debería de llenar nuestras mentes y los temas de nuestras conversaciones? ¿Qué debería estar influyendo nuestro comportamiento? La palabra de Dios. No Netflix, Hulu o YouTube. Aunque puedes encontrar la Palabra de Dios en estos lugares, es más probable que encuentres algo más.

Las palabras en el versículo clave fueron dichas a Josué cuando estaba a punto de asumir el liderazgo del hombre de Dios de Israel, Moisés. Josué estaba a punto de convertirse en director ejecutivo de la Corporación Israel. Iba a tener más trabajo que las horas que tenía en el día, pero le dijeron que meditara. Se suponía que debía tomarse un tiempo para comprender el Libro de la Ley, y nosotras también.

La Palabra de Dios le da forma a lo que sale de nuestra boca. Las órdenes y los juicios del liderazgo de Josué tenían que ser consistentes con el Libro de la Ley. Puede que no estemos encabezando una nación, pero estamos influenciando a las personas que nos rodean. Se nos dice que meditemos en la Palabra de Dios.

Seamos realistas. Esto requiere más esfuerzo que relajarse y ver nuestros programas favoritos. Los servicios de streaming nos ofrecen un sinfín de opciones que cautivan nuestra imaginación. Se trata de nosotras y nuestras preferencias.

La Biblia, sin embargo, trata sobre Dios y Sus preferencias. Cuando elegimos amar la ley de Dios y deleitarnos en aquello en lo que Él se deleita, descubrimos una vida "próspera y exitosa".

Salmos 37:4 lo dice de esta manera, Deléitate en el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón. (NVI)

Algo que me ha ayudado a meditar en la Palabra de Dios durante esta pandemia es leer los Salmos y Proverbios con mi hija. Es asombroso lo relevantes que son estos libros hoy. Más que nunca, con tantos canales gritando y transmitiendo para captar nuestra atención, tenemos que centrarnos en la Palabra de Dios. Dentro de las páginas de la Biblia, no solo hay romance, drama, guerra y comedia, existe el camino hacia la vida eterna. ¡Eso es algo que los maratones de programas transmitidos jamás podrán ofrecer!

Querido Jesús, no quiero depender de mi teléfono o mis pantallas para comodidad o conexión. Quiero poner mi confianza y esperanza solo en ti. Ayúdame a meditar en Tu Palabra durante todo el día. Perdóname por estar preocupada con mis tareas y tecnología. Muéstrame las formas en las que estoy perdiendo tiempo y energía, y ayúdame a cambiar. Ayuda también a los miembros de mi familia. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

1 Juan 5:21, Queridos hijos, apártense de los ídolos. (NVI)

Conectate

En Proverbs 31 Ministries, creemos que cuando las mujeres conocen la Verdad y viven la Verdad, todo cambia. Hemos escuchado las voces que piden contenido en español y firmemente creemos que el Señor traerá a las personas correctas a nuestro equipo mientras enseñamos a las mujeres a alinear sus vidas a la Verdad de la Palabra de Dios.

Si tienes interés en ser una voluntaria en nuestro equipo de traducción en español de Proverbs 31 Ministries, por favor llena esta solicitud. ¡Ya queremos tener noticias tuyas!

Reflexiona y responde

¿En qué piensas habitualmente?

¿Cuál es una forma de reducir el entretenimiento de la pantalla y aumentar tu meditación en la Palabra de Dios? ¡Comparte tus ideas con nosotras en los comentarios!

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye