Devocionales

Hasta los héroes tienen días malos

1 de abril de 2021
Por la fe Noé, habiendo sido advertido por revelación acerca de cosas que aún no habían sido vistas, movido por temor reverente, preparó el arca para la salvación de su familia. Por medio de la fe él condenó al mundo y llegó a ser heredero de la justicia que es según la fe. Hebreos 11:7 (RVA-2015)

Días malos, todas los tenemos.

Sin embargo, a veces tenemos una idea errónea de las personas consideradas como los héroes de nuestra fe. Es como si sus días malos no hubieran existido o no hubieran sido tan malos como los nuestros. Puede parecer, al leer de ellos en la Biblia, que simplemente se deslizaban por la vida llenos de fe, esperanza y las promesas cumplidas de Dios.

En Génesis 9, entramos en una escena que probablemente tuvo lugar unos pocos años después del diluvio. Después de haber estado en el arca durante más de un año, era hora de que Noé y su familia salieran. La vida en la tierra estaba preparada para empezar de nuevo y había mucho que hacer en los días, semanas e incluso años venideros.

Noé se dedicó a cultivar la tierra, y plantó una viña. Un día, bebió vino y se embriagó, quedándose desnudo dentro de su carpa.(Génesis 9:20-21, NVI)

En estos dos versículos vemos el lado muy humano de Noé. Poco a poco, el pecado entró en su corazón mientras se convirtió en un hombre que “se dedicó a cultivar la tierra” y “bebió vino”. Y en un giro humillante y deshonroso, se embriagó y se quedó dormido desnudo.

Este hombre tan valiente, fiel y apasionado por obedecer a Dios está ahora en medio de lo que seguramente él hubiera llamado un día malísimo.

Existe una amplia gama de días malos. A veces los días malos suceden por algo que nos hacen a nosotras y otras veces, nos pasan por algo que nos hemos hecho o provocado a nosotras mismas. Pueden oscilar entre una discusión fuerte con una amiga, el darnos cuenta que nuestras finanzas no son suficientes para nuestro mantenimiento, o el saber que alguien está hablando de nosotras a nuestras espaldas, y hasta nosotras mismas comportarnos de una manera que entristece el corazón de Dios.

Para mí, estos días de desaliento y desobediencia tienden a sacar una variedad de emociones. Y a veces, me alejo mucho de Dios.

Nadie está exento de las luchas humanas en los días malos.

Ni siquiera Noé. Sin embargo, su mal día no lo definió. En nuestro versículo clave, se honra a Noé entre los “Héroes de la fe”, donde los héroes de la Biblia se destacan: Por la fe Noé, habiendo sido advertido por revelación acerca de cosas que aún no habían sido vistas, movido por temor reverente, preparó el arca para la salvación de su familia. Por medio de la fe él condenó al mundo y llegó a ser heredero de la justicia que es según la fe.

No sabemos quién es el autor del libro de Hebreos, pero el autor eligió incluir a Noé. Tener un mal día, o incluso una mala temporada, no tiene que definirnos.

Aun así, Noé realizó todo lo que Dios tenía planeado para él. Nosotras también lo podemos lograr. Tener un día malo revela dos cosas:

  1. La necesidad de cambiar algo. La palabra arrepentirse significa un cambio de nuestra ideas o mentalidad. Los días malos pueden poner al descubierto lo que necesita ser cambiado en nuestras vidas. La bendición en medio del arrepentimiento es que un renacimiento empieza en lo profundo de nosotras. Es posible cambiar cuando el arrepentimiento nos lleva a contrarrestar nuestros hábitos, patrones y pensamientos que nos alejan de Dios. (2 Pedro 3:9)
  2. Nuestra necesidad de Dios, todos los días. No es que Noé solo necesitaba a Dios antes de entrar en el arca o estando en el arca. Él necesitaba a Dios después del arca también. Es bueno el hecho que un día malo nos ayuda a recordar nuestra necesidad de Dios. Esos días nos mantienen humildes y humanas. Y los seres humanos han necesitado a Dios y siempre lo harán.

Hasta los héroes de la fe tienen días malos. Sin embargo, los días malos no nos tienen que definir. Solo Dios nos define y por medio de Su Hijo, Jesús, Él nos ha llamado santas, justas, elegidas, amadas … Suyas. Que nunca nos olvidemos de nuestra necesidad de Dios y que descansemos en nuestra identidad en Él todos y cada uno de nuestros días.

Dios, gracias porque nuestra perfección no es Tu criterio pero somos justificadas por medio de Tu Hijo, Jesús. Ayúdanos a abrazar y aceptar Tu gracia mientras crecemos, tanto en los días malos como en los buenos. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

2 Pedro 3:9, El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; más bien, es paciente con ustedes porque no quiere que nadie se pierda sino que todos procedan al arrepentimiento. (RVA-2015)

Como devocional patrocinado, las dos secciones siguientes pueden contener enlaces de contenido solo en inglés.

Recursos Adicionales

¡No fuiste creada para rendirte! Únete a la autora de hoy, Nicki Koziarz, mientras ella identifica los cinco hábitos que te ayudarán a seguir adelante sin importar las luchas que surjan en tu vida, en su libro, 5 Hábitos de las mujeres que no se rinden. Evalua las luchas que te tientan a renunciar. Cultiva hábitos permanentes que te ayudarán a avanzar hacia la consecución de objetivos y recibe una dosis renovada de la Biblia que te ayudará a desarrollar perseverancia. ¡Compra tu copia digital hoy!

Conéctate

¿Quieres más recursos traducidos al español? ¡Inscríbete para recibir notificaciones mientras ponemos a tu disposición más y más recursos de Proverbs 31 en español! Visita hoy nuestra página Aprende Más e inscríbete para obtener las actualizaciones más recientes.

Reflexiona y responde

¿Quién te ayuda a ver a Dios en medio de tus días malos? Envíale un mensaje hoy dándole las gracias por ser esa persona para tí.

¿Qué te ha sido revelado gracias a un reciente día malo? Comparte tus pensamientos en los comentarios hoy.

© 2021 por Nicki Koziarz. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye