Devocionales

3 Maneras de superar la desilusión en navidad

10 de diciembre de 2019
—No tengas miedo, María; Dios te ha concedido su favor —le dijo el ángel—. Lucas 1:30 (NVI)

Las expectativas y yo … digamos que nos conocemos bastante bien. Antes de cada cumpleaños, vacación, y día festivo, ya tengo en mi mente exactamente como quiero que vaya todo – ¿y cuándo no? Es ahí, dentro de esas expectativas donde Dios me ha estado enseñando cómo lidiar con la desilusión, empezando con María, la madre de Jesús.

Ya que se acerca la Navidad, veo en María tres maneras de superar la desilusión en nuestras propias vidas, incluso después de hayan terminado los festejos navideños.

1. No construyas expectativas sobre una persona.

Una vez que María se enteró de que estaba embarazada con el Mesías, podría haber creado expectativas sobre su prometido, José. Pues lo cierto es que ella necesitaría ayuda para cumplir este plan de Dios. Sin embargo, existía la posibilidad de que José la dejara una vez que supiera que estaba embarazada.

Cuando María le contestó al ángel, ella dijo, “Aquí tienes a la sierva del Señor” (Lucas 1:38a, NVI). La única reacción que María pudo controlar fue la suya. Para obedecer y seguir adelante, ella necesitaba mantener su enfoque en Dios, no en si José se quedaría.

Al anticipar la llegada de la Navidad, seamos intencionales para colocar nuestras expectativas en el Único que nunca nos fallará – Jesús. Las personas que nos rodean no son capaces de la perfección. Ellos nos desilusionarán, incluso sin tener la intención de hacerlo.

Si nos llega la desilusión este año, podemos recordarnos que todos somos humanos y solo nuestro Padre perfecto jamás nos desilusionará.

2. No construyas expectativas sobre algo en particular.

El ángel dejó en claro que María había “hallado el favor de Dios” (Lucas 1:30, NTV). Sin embargo, ¿cómo afectaría este "favor" a su vida, en particular a su reputación? Si María fijó sus expectativas en algo, como su reputación o un plan ejecutado a la perfección, podría haberse desilusionado.

Es muy fácil que las cosas no salgan bien durante la temporada navideña, debido al ambiente de alta tensión. Al querer que todo ‘sea perfecto’ trae estrés. Demasiada gente en muy poco espacio puede causar que uno se vuelva loca, hasta la persona más paciente.

Lo más probable es que no importa cuán bien lo planifiquemos, algo no saldrá según lo planeado. ¿Por qué no planificar eso? Prepárate para que algo no resulte.Por lo tanto, podemos planificar superar la desilusión al decidir de antemano que disfrutaremos lo bueno en lugar de lo que no es.

3. No construyas expectativas sobre algún lugar.

Una vez que María recibió sus noticias, salió de su casa, donde generalmente nos sentimos más cómodas.

Cada una de nosotras tiene algún lugar donde preferiría celebrar el nacimiento de Cristo; un lugar que nos dice, “Tú perteneces; aquí está tu hogar”.

No sabemos si el hogar de María haya sido su lugar de preferencia o no. Sin embargo, sabemos que ella estaba exactamente donde necesitaba estar mientras seguía la nueva misión de Dios.

No importa si estamos emocionadas o desilusionadas acerca de dónde estaremos esta Navidad, veámoslo como el lugar donde se encuentra nuestra misión de llevar a Cristo allí.

No sabemos con certeza si María experimentó o no desilusión en su vida con la misión que Dios le había dado. Tal vez ella entendió la magnitud del honor que era. Lo que sí vemos es que ella eligió aceptar con los brazos abiertos el destino que Dios le dio.

Han habido muchas veces en mi vida cuando, en medio de mi desilusión, me encontraba en una encrucijada. Como madre, cuando mis hijos cometieron errores, como profesional cuando mi trabajo ha sido rechazado, e incluso la Navidad que nos mudamos a 1.000 millas de distancia. En cada una de estas situaciones, la desilusión me trajo una oportunidad para madurar.

A medida que voy madurando, trato desesperadamente de seguir el ejemplo de María, aprendiendo que Dios puede usar la desilusión para desarrollar una confianza en mí que no se basa en personas, posiciones o lugares. Alguien, algo o algún lugar nos desilusionará en algún momento. Si construimos nuestras expectativas y confianza solo en Cristo, cuando llegue la desilusión, ni nuestra Navidad ni nuestras vidas se descarrilarán.

Querido Jesús, oro que mis expectativas esta Navidad estén solo en Ti. En el Nombre de Jesús, Amén.

VERDAD PARA HOY

1 Pedro 5:10, Y, después de que ustedes hayan sufrido un poco de tiempo, Dios mismo, el Dios de toda gracia que los llamó a su gloria eterna en Cristo, los restaurará y los hará fuertes, firmes y estables. (NVI)

Juan 16:33, Yo les he dicho estas cosas para que en mí hallen paz. En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo. (NVI)

RECURSOS ADICIONALES

Bienvenidas a los devocionales Aliento para el día de hoy en español. En Proverbs 31 Ministries creemos que cuando las mujeres conocen la Verdad y viven la Verdad, todo cambia. Estamos bien emocionadas de poder ofrecer este recurso en español, y esperamos en un futuro poder expandir el contenido en español en nuestra biblioteca. Acompáñenos mientras caminamos junto a las mujeres que buscan saber más de la verdad de la Palabra de Dios.

REFLEXIONA Y RESPONDE

¿Qué planes ya tienes establecidos para la temporada navideña donde podría darse alguna desilusión? Decide de antemano disfrutar lo bueno en lugar de enfocarse en lo que no es.

¡Únete a la conversación! Nos encantaría escuchar tu opinión sobre el devocional de hoy.

© 2019 por Lynn Cowell. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación

¡Nuestra campaña financiera de fin de año está activa ahora!