Devocionales

Soltando mis expectativas

10 de julio de 2020
Muchos son los planes en el corazón del hombre, mas el consejo del Señor permanecerá. Proverbios 19:21 (LBLA)

Decir que el año 2020 no ha sido lo que esperaba, sería una subestimación. Tenía elegida mi palabra para el año. Estaba emocionada por todas las maneras increíbles en que Dios iba a revelarse y a mostrarse. ¡En el 2020 iba a vivir mi mejor vida!

Pero luego, un virus se extendió por todo el mundo.

Aunque desde niña me ha gustado planear y se me había enseñado a anticiparme a lo peor por si acaso, nunca esperé ni planifiqué para esto.

Jesús, sé que estuve orando para que me guiaras y dirigieras, ¡pero esto no es lo que tenía en mente!

Ingenuamente, nunca se me ocurrió la posibilidad real de vivir durante una pandemia. Aunque he lidiado con el dolor y la angustia financiera, así como de relaciones, generalmente tengo una expectativa de cómo creo que Dios debería venir a mi rescate milagroso. Pero Dios me ha estado enseñando a ajustar mis expectativas.

¿Recuerdas la historia de Barrabás? Desde que era una niña en la escuela dominical, recuerdo el escuchar acerca de Pilato, quien preguntó a la gente si quería que soltara a Jesús o a Barrabás. Parecía algo obvio. Barrabás era un rebelde, asesino y ladrón. Todos los vídeos que vi de esta historia retrataban a Barrabás como un hombre sucio, bárbaro y loco. Obviamente, él era el "malo de la película".

Siempre supuse que los líderes judíos simplemente odiaban tanto a Jesús que preferían dejar libre a este loco en lugar de Jesús. Aunque hay algo de verdad en eso — mirá, estaban tratando de matar a Jesús — recientemente aprendí en mi grupo pequeño de estudio bíblico que era más profundo que eso. Las expectativas estaban involucradas.

Marcos 15:7 explica que, «y uno llamado Barrabás había sido encarcelado con los sediciosos que habían cometido homicidio en la insurrección» (LBLA). Estos detalles que hojeé superficialmente fueron documentados por una razón. El pueblo judío esperaba un salvador que se rebelara contra el dominio romano, un guerrero dispuesto a hacer lo que fuera necesario, incluido el asesinato.

Algunos estudiosos creen que Barrabás era una especie de Robin Hood, que robaba a la clase alta adinerada de Israel y Roma, y por lo tanto, era popular entre la gente común. Parece que Barrabás es el tipo de hombre que los judíos esperaban como un mesías prometido. Así que pidieron a Barrabás.

En ocasiones, tenemos la mente tan fija en lo que esperamos, que no podemos ver la verdad de Jesús justo frente a nosotras. Jesús era el cumplimiento de todas las profecías, pero como Él no se parecía a lo que ellos esperaban, lo rechazaron.

Cuando las cosas no se alinean con mis expectativas, mi respuesta predeterminada también es rechazarlo. Simplemente no encaja. No veo cómo va a funcionar. Mi plantilla detallada no puede calcular esta anomalía. Termino frustrada y asustada.

En esos momentos, Dios me recuerda humildemente que Muchos son los planes en el corazón del hombre, mas el consejo del Señor permanecerá (Proverbios 19:21). Independientemente de que mis expectativas se cumplan, puedo confiar en que el propósito de Dios prevalecerá. Y el propósito de Dios es mayor a mis expectativas.

Padre, ayúdame a ser cuidadosa con lo que pido en esta temporada. Lo que espero y deseo como soluciones para mi reto actual puede ser inferior en comparación con lo que tienes en mente. Suelto mis expectativas. Confío en Tu propósito y plan. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Salmos 121:1-2, Alzaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene del SEÑOR, que hizo los cielos y la tierra. (RVA-2015)

Efesios 3:20-21, Y a aquel que es poderoso para hacer todo mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que obra en nosotros, a Él sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos. Amén. (LBLA)

Las dos secciones siguientes pueden contener enlaces de contenido solo en inglés.

Recursos Adicionales

¿A qué te aferras en medio del caos? En medio de la transición, es fácil sentirse abrumada e inestable. Pero, cuando la vida se siente caótica, Dios es nuestra calma. 5 Promises in Scripture to Cling to When Life Feels Chaotic (Cinco promesas en las Escrituras a las cuales aferrarse cuando la vida se siente caótica) te ayudará a aplicar las Escrituras para fortalecer tu fe cuando las circunstancias de tu vida te hacen vacilar. ¡Este devocional de cinco días es gratis! Inscríbete aquí.

¿Recuerdas ese sueño que tienes? ¿Ese sueño de escribir, predicar o dirigir en el ministerio? ¿Y si el año 2020 fuera el año en el que dieras el siguiente paso para convertirte en la escritora, oradora o líder que Dios te llama a ser? ¡Nada nos gustaría más que dar el siguiente paso contigo en She Speaks Online! Nuestra nueva conferencia de comunicadores te equipará y te empoderará en lo que Dios te está llamando a hacer. ¡Da el siguiente paso y únete a nosotras del 31 de julio al 1 de agosto!

Conectate

Puedes encontrar a Shala Graham en Instagram para más recordatorios diarios de las verdades ilimitadas de Dios.

Reflexiona y responde

¿Cómo han dirigido tus temores a tus expectativas en esta temporada? ¿Cuáles expectativas necesitas rendirle a nuestro Padre amoroso?

¡Queremos escucharte! Agrega tus reflexiones acerca del devocional de hoy en los comentarios.

© 2020 por Shala W. Graham. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye