Devocionales

Dios te ama, incluso si estás divorciada

22 de enero de 2021
«¡Pues yo odio el divorcio! —dice el SEÑOR, Dios de Israel—. Divorciarte de tu esposa es abrumarla de crueldad —dice el SEÑOR de los Ejércitos Celestiales—. Por eso guarda tu corazón; y no le seas infiel a tu esposa». Malaquías 2:16 (NTV)

El matrimonio en sí es bastante difícil. Agrégale una pandemia y el matrimonio se vuelve significativamente más difícil.

Todas las relaciones tienen algún grado de conflicto, lo cual es completamente normal. Pero como resultado de las preocupaciones de salud debido a un virus mundial, incertidumbres financieras, parejas y familias encerradas en lugares reducidos, trabajos perdidos, seres queridos perdidos, niños educados en el hogar, restricciones en las actividades sociales y un país dividido, muchos matrimonios han sufrido muchos golpes con daños irreparables. Especialmente aquellos que ya estaban colgando de un hilo.

Para empeorar las cosas, es más difícil acceder a sistemas de apoyo para matrimonios con dificultades, como reunirse con otros, asistir a sesiones de consejería, ir a la iglesia o simplemente recibir abrazos y aliento muy necesarios de amigos y familiares.

El año 2020 arrojó muchas consecuencias negativas en la vida de todos y, lamentablemente, infligió un golpe dañino a los matrimonios, empujando a muchos al límite. De hecho, estudios recientes muestran que las tasas de divorcio aumentaron más del 34% durante el año pasado. Esto es desgarrador por dos razones principales.

# 1: Las Escrituras confirman que todo matrimonio es un pacto hecho ante Dios y debe cumplirse. (Mateo 19:6)

# 2: A pesar de las razones por las que el matrimonio se desmorona, muchas personas a menudo creen que Dios odia a las personas divorciadas ... y eso simplemente no es cierto.

Yo me divorcié hace casi cuatro años, no por la pandemia sino por circunstancias fuera de mi control. Luché con pensamientos que tantas personas divorciadas tienen: ¿Acaso Dios me dará la espalda desde que me divorcié? ¿Qué no odia Dios a las personas que se divorcian? ¿Puedo seguir sirviendo al Señor en la iglesia o en el ministerio como una persona divorciada? ¿Tendré que vivir con una gran “D” escarlata en el pecho y sentirme avergonzada para siempre?

La respuesta a todas estas preguntas es absolutamente no. Dios no odia a las personas divorciadas; en cambio, odia las repercusiones que el divorcio trae a Sus amados hijos.

En Malaquías 2:16a leemos, «¡Pues yo odio el divorcio! —dice el SEÑOR, Dios de Israel—. Divorciarte de tu esposa es abrumarla de crueldad —dice el SEÑOR de los Ejércitos Celestiales—. Este es el versículo que los creyentes a menudo malinterpretan en el sentido de que, si alguien se divorcia, Dios los odia, porque con demasiada frecuencia se pasa por alto la siguiente parte del versículo: Por eso guarda tu corazón; y no le seas infiel a tu esposa».

Este versículo en realidad se aplica tanto a los esposos como a las esposas porque la crueldad de cualquier tipo de cualquiera de las partes rompe el corazón de Dios. Dios simplemente odia lo que representa el divorcio y sabe que causa grandes problemas, dolor y sufrimiento para todos los involucrados. Nuestro Padre Celestial nos ama y no quiere que ninguno de Sus hijos sufra crueldad emocional ni sufrimiento de ninguna forma.

Aunque Dios no aprueba el divorcio y desea que las parejas se esfuercen por resolver las cosas (a menos que haya razones bíblicamente respaldadas para buscar el divorcio o si se está viviendo en abuso), este versículo no implica de ninguna manera que Dios odie a las personas involucradas en un divorcio, independientemente de la razón por la que sucedió. Él es un Dios perdonador y amoroso en todas las circunstancias y ama a sus hijas e hijos sin importar nada.

El divorcio duele. Lo que Dios odia no es a las personas involucradas en un divorcio, sino el dolor que trae el divorcio y la agonía por la que pasan sus hijos en el proceso.

Sin embargo, su amor es incondicional.

Dios te ama, sea cual sea tu situación matrimonial, pecados o fracasos. Todavía tienes un propósito en la vida y todavía te queda mucha vida por delante. Él tiene buenos planes para ti y te está llamando a vivir la vida al máximo sin importar lo que la vida te depare. Nunca dudes de estas Verdades y no dejes que nadie te convenza de lo contrario.

Pon tu fe en la Verdad bíblica de que Dios nunca te dejará, incluso si tu cónyuge lo hizo (Hebreos 13:5). Y Él nunca te dejará, incluso si dejaste a tu cónyuge. Amiga, eres amada, pase lo que pase.

Pero tal vez, tú eres de las afortunadas a las que los problemas de la vida, una pandemia o las dificultades de 2020 te acercaron más a tu cónyuge o pareja y fortalecieron tu matrimonio en lugar de destrozarlo. Si es así, considera la posibilidad de acercarte a alguien cuya historia se desarrolló de manera diferente y que necesita saber que no solo es amada incondicionalmente por Dios... sino también amada y valorada por otros.

Señor, gracias por Tu amor, que no tiene condiciones y no está vinculado a nuestro estado civil, pecados o fracasos. Ayúdame a no olvidar nunca lo mucho que me amas y a amar intencionalmente a quienes necesitan saber que siguen siendo amadas. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

1 Juan 4:9-10, Dios mostró cuánto nos ama al enviar a su único Hijo al mundo, para que tengamos vida eterna por medio de él. En esto consiste el amor verdadero: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros y envió a su Hijo como sacrificio para quitar nuestros pecados. (NTV)

Recursos Adicionales

Si tu matrimonio, divorcio u otros eventos de 2020 te han dejado con ganas de comenzar de nuevo, consulta 10 opciones de Biblias aquí, ¡muchas de las cuales están diseñadas específicamente para mujeres y vienen en hermosos colores! O considera regalar una de estas Biblias a una amiga que esté atravesando dificultades matrimoniales o un divorcio. ¡Que el 2021 sea el año en el que profundices en la Palabra de Dios y te acerques a Él más que nunca!

Conectate

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy? ¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

Reflexiona y responde

¿Has permitido que el divorcio, los conceptos erróneos o las opiniones de los demás te hagan creer que Dios ya no te ama? ¿Cómo puedes cambiar tu perspectiva y comenzar a creer en las Verdades de Dios?

¿Conoces a alguien que haya pasado o esté pasando por una separación o un divorcio y que le vendría bien una palabra de aliento hoy? ¿Qué puedes hacer para animar a esa persona? ¡Comparte con nosotras en los comentarios!

© 2021 por Tracie Miles. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye