Devocionales

Fe en lo imposible

15 de junio de 2021
También por la fe Sara misma recibió fuerza para concebir, aun pasada ya la edad propicia, pues consideró fiel a Aquel que lo había prometido. Hebreos 11:11 (NBLA)

Cuando recién me casé, pensé ingenuamente que quedar embarazada, mantener un embarazo y luego dar a luz a un hijo era como andar en bicicleta. La gente parecía hacerlo con gran facilidad todo el tiempo. Al menos, así es como me parecía.

No tenía muchas amigas casadas y esas amigas no parecían revelar mucho sobre sus vidas privadas. No fue hasta que comencé a tener problemas para quedar embarazada y, posteriormente, tuve dos abortos espontáneos, que me di cuenta de lo común que eran la infertilidad y los abortos espontáneos. Terminé teniendo un total de cuatro abortos espontáneos, pero finalmente di a luz a nuestros dos hijos. Aunque tengo hijos, cuando leo la historia de Sara, hay muchas cosas sobre su respuesta con las que puedo identificarme, e imagino que lo mismo será cierto para muchas de nosotras.

Las Escrituras nos dicen que Sara era estéril. Se puede suponer que ella y Abraham intentaron tener hijos pero no pudieron concebir. Para cuando llegamos al capítulo 18 de Génesis, Sara era mayor y, biológicamente hablando, no era físicamente capaz de tener hijos. (Génesis 18:11) Sara escuchó al Señor hablar sobre su futuro embarazo, e hizo lo que creo que haría la mayoría en su estado: se rió con incredulidad. (v. 12)

Esta parte de la historia es bastante notable para mí. Sara es confrontada por reírse  y lo niega. Entonces el Señor le llama la atención por mentir. (vv. 13-15) Ella se rió y luchó para creer que podía quedar embarazada. Y el SEÑOR le dijo a ella y a todas nosotras: “¿Hay algo demasiado difícil para el Señor?” (Génesis 18:14a).

Aunque Sara se rió al principio, el escritor de Hebreos señala que Sara fue reconocida como una mujer de fe. No porque su fe fuera increíble, sino porque creía que Dios era fiel: “… pues consideró fiel a Aquel que lo había prometido” (Hebreos 11:11).

Recuerdo que, después de mi segundo aborto espontáneo, me senté en la cama preguntándome si Dios sanaría mi corazón entumecido y quebrantado. El dolor era demasiado profundo para expresarlo con palabras. Y gentilmente Él se acercó a mí, como dice en Su Palabra que lo hará (Salmo 34:18). No sabía cómo terminaría mi historia; solo sabía que Dios me estaba pidiendo que confiara en Él.

El Señor no nos promete todos y cada uno de los deseos de nuestro corazón, pero sí promete ser fiel. Y Él lo es. Él estuvo cerca de mí y cerca de Sara.

Aunque no puedo saber con certeza por qué el Señor eligió a esta mujer y esta historia en particular, solo puedo imaginar a las muchas mujeres que han escuchado y leído sobre Sara y han recibido consuelo. Y aunque concibió, imagino que su consuelo vino de presenciar el carácter de Dios.

A veces nuestras propias historias son demasiado difíciles de contar, pero el Señor ha sido tan bueno en ayudarnos con las historias de aquellas que nos han precedido. Le dijo a Sara que quedaría embarazada. Ese embarazo, según todos los estándares terrenales, era imposible, y el Señor hizo lo imposible.

No importa qué situación imposible enfrentes hoy, o si como Sara, estás luchando por creer que Dios se manifestará por ti, podemos volvernos al Señor y decir: “—Lo que es imposible para los hombres es posible para Dios” (Lucas 18:27, NVI).

Señor, Tú conoces el dolor, la tristeza, la pérdida y las oraciones sin respuesta de todo Tu pueblo. Oro para que te acerques a nosotras en nuestro quebrantamiento y que descansemos en Tus brazos amorosos. Consuélanos, querido Señor. En el Nombre de Jesús, Amén.

Como devocional patrocinado, las dos secciones siguientes pueden contener enlaces de contenido solo en inglés.

RECOMENDAMOS

¿Quieres hacer algo para Dios, pero no estás segura de cuál sea el siguiente paso? She Speaks Online te ayudará a dar el siguiente paso para comunicar el mensaje único que Dios te ha dado. Aprende a crear contenido bíblico para compartir con tu esfera de influencia, transforma tu historia en un mensaje que se conecte con tu audiencia y sigue compartiendo tu historia cuando sientas que es demasiado difícil o que no vale la pena hacerlo. ¡Haz clic aquí para registrarte hoy y únete a nosotras en línea del 24 al 26 de junio!

width

 

CONÉCTATE

Visita el sitio de Trillia para recibir más aliento mientras caminamos por fe. También puedes consultar su último recurso del que se adaptó el devocional de hoy: A Great Cloud of Witnesses.

PROFUNDICEMOS

Números 23:19, Dios no es un simple mortal para mentir y cambiar de parecer. ¿Acaso no cumple lo que promete ni lleva a cabo lo que dice? (NVI)

¿Alguna vez te has encontrado en una situación que parecía imposible? ¿Cómo has visto la fidelidad de Dios en esa situación?

Se ha dicho que Dios está haciendo miles de cosas a nuestro favor, pero es posible que solo nos demos cuenta de algunas de ellas. ¡Tómate un momento para recordar las diferentes formas en que el Señor ha sido fiel en tu vida y comparte tus pensamientos con nosotras en los comentarios!

© 2021 por Trillia Newbell. Todos los derechos reservados. Adaptado de A Great Cloud of Witnesses: A Study of Those Who Lived by Faith por Trillia J. Newbell (© 2021). Publicado por Moody Publishers. Utilizado con permiso.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación