Devocionales

Dios toma esto en serio, y yo también debería tomarlo así

17 de marzo de 2022
Amados, les ruego como a extranjeros y peregrinos, que se abstengan de las pasiones carnales que combaten contra el alma. 1 Pedro 2:11 (NBLA)

Durante años, me negué a pensar en mi lucha con una alimentación saludable como algo más que un problema físico.

No oré por esa lucha. No le apliqué verdades bíblicas. Y ciertamente no le pedí ayuda a Dios. Simplemente me revolqué en mi falta de dominio propio. Pensé que este problema era demasiado pequeño para Dios, pero demasiado grande para mí.

Cuando comencé a conectar mi lucha física con la percepción espiritual, al principio todavía no estaba convencida de que Dios realmente se preocupara por mi cuerpo. ¿Era vanidoso querer ser más delgada? ¿Estaba perdiendo el tiempo en cosas de este mundo cuando iba al gimnasio? ¿Acaso era solo una mujer necia que perseguía a Jesús y creía erróneamente que mi deseo de complacerlo en esta batalla de alimentos me ayudaría de alguna manera a acercarme más a Él?

Mientras estudiaba las Escrituras, supe que tenía mi respuesta de Dios: “Amados, les ruego como a extranjeros y peregrinos, que se abstengan de las pasiones carnales que combaten contra el alma” (1 Pedro 2:11).

Mis malas elecciones de alimentos estaban causando estragos en mi cuerpo. Pero eso no era todo. Mi lucha desesperada, la desesperanza y los antojos de comida incontrolables estaban librando una guerra contra mi alma. Estos fueron algunos de los susurros en mi oído: nunca serás libre de esta batalla. Siempre pasarás de sentirte limitada cuando estás a dieta, a sentirte culpable cuando estás disfrutando de más. ¡La victoria no es posible!

Cuando Satanás levanta la comida frente a nosotras y dice estas cosas, debemos ver que una relación enfermiza con la comida puede ser el señuelo que usa para alejarnos de Dios. Satanás también puede usar el alcohol, las amistades inapropiadas, los gastos excesivos o cualquier otro medio para llevarnos a un lugar donde sentimos que el autocontrol no es posible. Él no es exigente con el método, solo con el resultado.

Un día, mientras leía el Salmo 23, enumeré todas las cosas que el Señor hace por mí:

Él me conduce.
Él me restaura.
Él me guía.
Él está conmigo.
Él me consuela.
Él me llena.
Él me satisface.

 

Mientras repasaba mi lista, una serie de preguntas me sorprendieron:
¿Confío en el Señor de esta manera, o confío en la comida de esta manera?
¿Me dirijo honestamente a Dios o me dirijo a la comida?
¿Busco ser consolada, llena y satisfecha por Dios en lo más profundo de mi alma, o busco alimentos?

Mis respuestas me hicieron llorar.

Ser gobernada por otra cosa que no sea Dios es algo que Él toma muy en serio. Y nosotras también deberíamos tomarlo así. Durante años, tuve sobrepeso físico, pero espiritualmente, pesaba menos de lo saludable. Unir esas dos cosas finalmente me permitió ver por qué fracasaron tantos otros intentos de conquistar esta lucha mental y física con patrones de alimentación no saludables. Necesitaba cavar más allá de la superficie hasta el verdadero corazón y alma de mis problemas.

En el proceso de esa excavación del alma, me di cuenta de lo maravilloso que es servir a un Dios compasivo, un Dios que sabía que la comida sería un obstáculo grande, que impediría que muchos de Sus hijos lo siguieran de todo corazón. Por lo tanto, Él nos ha dado dones grandiosos en el Espíritu Santo, a Jesús y la Biblia para ayudarnos.

De la siguiente manera Su sabiduría sólida y guía tierna me han redirigido con una lista de elementos de acción que escribí para mí misma:

  • Comienza y termina tu día con la lectura de la Biblia.
  • Ora antes de comer, incluso en los refrigerios.
  • Escucha ese "chequeo intestinal" espiritual cuando estés a punto de comer algo.
  • Elige la opción saludable.
  • Detente antes de que estés demasiado llena.
  • Mantén un ritmo de alimentación más lento mientras disfrutas de la conversación con los demás.

Sí, quería ser una persona saludable. Sí, quería bajar de peso. Pero tenía que darme cuenta de que este viaje se trata de mucho más que eso. Al final, buscar la salud ayuda a que mi corazón se sienta más estable y listo para recibir lo que Jesús quiere para mí cada día.

Querido Señor, es verdad, mis luchas alimentarias a veces libran una guerra contra mi alma. Debido a esta lucha abrumadora, a menudo también me siento derrotada en otras áreas de mi vida. Mientras te busco hoy, por favor dame la fuerza que necesito. Gracias. En el Nombre de Jesús, Amén.

RECOMENDAMOS

Para la chica que quiere ser libre para tomar decisiones saludables sin quedar atrapada en el ciclo del pensamiento obsesivo… que lucha con lo que ve cuando se mira en el espejo… quien quiere recuperar la salud, pero se siente paralizada al dar los primeros pasos… quien ha intentado hacerlo por su cuenta, pero siente que no puede progresar... el nuevo libro de Lysa TerKeurst, El lunes empiezo de nuevo es para ti. Solo 30 días para encontrar una satisfacción espiritual duradera. Aprende hoy cómo puedes hacer un progreso imperfecto todos los días y obtén tu copia visitando el nuevo sitio web de recursos en español.

CONÉCTATE

Encuentra ánimo para la vida real al conectar con Lysa TerKeurst en su sitio web e Instagram.

PROFUNDICEMOS

Santiago 4:7, Así que sométanse a Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes. (NVI)

Cuando nos sometemos a Dios, nos encontramos con una mayor capacidad para resistir las tentaciones más grandes de nuestra vida. Esta semana, cuando te encuentres siendo controlada o consumida por algo que no sea Dios, ¿cómo sería si se lo entregaras a Él inmediatamente? Comparte con nosotras en los comentarios lo que todo esto te hace pensar.

© 2022 por Lysa TerKeurst. Todos los derechos reservados.


NUESTRAS CREENCIAS

Si la vida se siente increíblemente difícil, haz clic aquí para acceder nuestros recursos de consejería y asesoramiento.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación

¡Nuestra campaña financiera de fin de año está activa ahora!