Devocionales

Razones buenas para no temer

26 de mayo de 2022
El SEÑOR es mi luz y mi salvación; ¿A quién temeré? El SEÑOR es la fortaleza de mi vida; ¿De quién tendré temor? Salmo 27:1 (NBLA)

Durante la consulta de mi esposo para un procedimiento médico de rutina, la enfermera practicante ordenó una segunda prueba, no tan común.

Al leer más sobre el posible diagnóstico que podría confirmar la prueba, me sentí molesta. ¿Por qué mi esposo no podía cuidarse mejor? ¿Por qué el personal médico era tan insensible ante una prueba tan seria?

Dios promulgó una prueba de corazón propia: ¿por qué estás enojada?

Mi respuesta rápida me sorprendió y me molestó más: tengo miedo.

Sabía que se suponía que no debía tener miedo, ¿no lo dice la Biblia 365 veces? Pero la revisión del corazón continuó: ¿por qué tienes miedo?

Mis respuestas me avergonzaron. Tengo temor de perder a mi esposo. Tengo temor de vivir la vida sin él. Tengo temor de ser responsable de todo si él está incapacitado.

Sospecho que todas nos hemos enfrentado al miedo en algún momento de la vida, y lo que tememos varía para cada una de nosotras. El temor a menudo surge de los recuerdos del pasado o del futuro desconocido. Es posible que ni siquiera nos demos cuenta de lo que tememos hasta que nos encontramos en una situación peligrosa. Entonces el temor tiene un nombre, y nos esforzamos por encontrar la manera de enfrentarlo y sacudirlo.

La Biblia, además de decirnos 365 veces que no temamos, a menudo da razones para las instrucciones de Dios. ¡Me encanta eso! Es como si Dios supiera que preguntaríamos: «¿Por qué? ¿Y cómo?»

El Salmo 27, específicamente, explica por qué no tenemos que temer ni siquiera la situación más peligrosa: El SEÑOR es mi luz y mi salvación; ¿A quién temeré? El SEÑOR es la fortaleza de mi vida; ¿De quién tendré temor? (Salmo 27:1).

David, el escritor de este Salmo, tenía buenas razones para luchar contra el temor. El ejército filisteo estaba parado frente a él, el celoso y asesino rey Saúl estaba detrás de él. Sin embargo, David dio tres razones por las que la confianza en el carácter de Dios puede fortalecernos para enfrentar cualquier temor que sintamos.

1.) Dios es nuestra Guía. “El SEÑOR es mi luz …” (Salmo 27:1a). La luz ilumina un camino oscuro, mostrándonos dónde pisar y qué evitar. Cuando clamamos a Dios por ayuda, Él comparte Su sabiduría con nosotras para que sepamos cómo evitar peligros y malas decisiones que podrían empeorar las circunstancias. (Santiago 1:5-6)

2.) Dios es nuestro Salvador.El SEÑOR es … mi salvación, ¿a quién temeré?” (Salmo 27:1a). Si nos encontramos atrapadas en una mala situación, Dios tiene el poder y la disposición para salvarnos del mal. Podemos preguntarnos por qué Dios permitió que nos metiéramos tanto en el lío en primer lugar, pero cuando Él nos rescata, incluso si Su rescate no sucede cuando, por qué o cómo esperamos, no dudamos de que proviene de Él.

3.) Dios es nuestro Protector. “El SEÑOR es la fortaleza de mi vida …” (Salmo 27:1b). Una fortaleza es un lugar fortificado contra el ataque. Para David, podría haber sido una serie de cuevas donde sus hombres pudieran permanecer escondidos y a salvo de las tormentas, los animales salvajes y la persecución del rey Saúl. Su fortaleza probablemente tenía una línea fuerte de defensa de soldados bien entrenados, armas y otros suministros. Para nosotras, Dios mismo es nuestro lugar seguro. Su poder actúa como un escudo celestial contra cualquier enemigo espiritual que busque destruirnos.

Independientemente de la tormenta, enfermedad o conflicto que enfrentes, puedes vivir con la confianza de que Dios está listo para ayudarte a superar tu miedo a través de Su guía, salvación y protección. Él puede manejar cualquier temor que enfrentes.

Gracias, Padre, porque eres más grande y más fuerte que cualquier cosa en este mundo. Puedo dejar de lado cualquier temor porque Tú estás conmigo. En el Nombre de Jesús, Amén

RECOMENDAMOS

El miedo tiene su manera de mantenernos en cautiverio, influenciando nuestras elecciones e incluso afectando nuestra relación con Dios. ¿Te imaginas cómo sería tu vida sin temor? Con todo lo malo que está pasando en el mundo puede parecer difícil de imaginar. En Sin temor, Max Lucado, te muestra cómo se puede vivir la vida con confianza y gozo, cuando reemplazas tu miedo con fe. ¡Deja que este mensaje inspirador y oportuno lleve aliento a tu corazón hoy! Adquiere tu copia aquí.

CONÉCTATE

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy? ¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

PROFUNDICEMOS

Salmo 121:1-2, Levantaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi ayuda? Mi ayuda viene del SEÑOR, Que hizo los cielos y la tierra. (NBLA)

2 Reyes 6:16-17, Y él respondió: «No temas, porque los que están con nosotros son más que los que están con ellos». … Y el SEÑOR abrió los ojos del criado, y miró que el monte estaba lleno de caballos y carros de fuego alrededor de Eliseo. (NBLA)

¿Qué cosas de esta tierra despiertan temor dentro de ti? Lee la historia poderosa en 2 Reyes 6:8-17 que cuenta lo que vio el temeroso siervo de Eliseo cuando un ejército enemigo acampó alrededor de la casa de Eliseo. ¿Cómo te ayuda este ejemplo de la protección de Dios a sobrellevar el temor?

© 2022 por Karen Wingate. Todos los derechos reservados.


NUESTRAS CREENCIAS

Si la vida se siente increíblemente difícil, haz clic aquí para acceder a nuestros recursos de consejería y asesoramiento.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación

¡Nuestra campaña financiera de fin de año está activa ahora!