Devocionales

Las preocupaciones se convierten en adoración

9 de noviembre de 2020
Aunque la higuera no florezca, ni haya frutos en las vides; aunque falle la cosecha del olivo, y los campos no produzcan alimentos; aunque en el aprisco no haya ovejas, ni ganado alguno en los establos; aun así, yo me regocijaré en el SEÑOR, ¡me alegraré en Dios, mi libertador! Habacuc 3:17-18 (NVI)

Quemé la sopa. ¡La sopa! Guardé la leche en la alacena y la lechuga también. Los huevos hubieran terminado en el congelador si no hubiera sido por mi hija de 8 años que pasaba caminando mientras me preguntaba «¿Mamá, qué estás haciendo?»

Yo estaba tratando.
Tratando de estar presente.
Tratando de tener a todos contentos.
Tratando de finalizar mi lista de quehaceres.
Y a pesar de mis esfuerzos, ya no podía más.

Este ha sido el año de la cena quemada.
El año en que nuestros planes no salieron como los planeamos.
El año en el que el mundo está patas arriba.
El año de infinitas oportunidades para preocuparse; de ahí la sopa carbonizada y la lechuga romana en la alacena.

Mientras la puerta del refrigerador se cerraba sobre los huevos, yo estaba a medio camino de mi mesita de noche. Abrí mi Biblia y me senté en el suelo con mi diario y mi lapicero en la mano. Necesitaba escribir La Palabra, las palabras de la Escritura.

Mis versículos del día son:

Aunque la higuera no florezca, ni haya frutos en las vides; aunque falle la cosecha del olivo, y los campos no produzcan alimentos; aunque en el aprisco no haya ovejas, ni ganado alguno en los establos; aun así, yo me regocijaré en el Señor,¡me alegraré en Dios, mi libertador! Habacuc 3:17-18 (NVI)

El mundo se calmó a mi alrededor cuando mi pluma convirtió las palabras vivas en gotas de tinta. Cada palabra de la Escritura que puse en la página también quedó escrita en mi corazón.

Luché con aquellas palabras mientras las escribía. ¿Cómo es que Habacuc podía adorar al Señor cuando todo a su alrededor se sentía que se iba a derrumbar? Sus cosechas fallidas habrían sido suficientes, pero su lista hipotética continuaba.

El nombre de Habacuc significa “aquel que abraza” o “lucha”, alguien que lucha en contra de sus pensamientos y Dios. Él se quejó primero con Dios, pero lo que me intrigó más fue que esta lucha eventualmente se convirtió en adoración, confianza y alabanza.

Cuando siento que todo se va a derrumbar, mi instinto natural es quejarme también. Las quejas pueden ser pistas. Dios nos dice en Su Palabra que de la abundancia del corazón habla la boca (Lucas 6:45). Una boca que se queja es una pista de que nuestro corazón necesita cuidado intencional y delicado.

Escribiendo las palabras de Habacuc recordé lo que él finalmente sabía también: Dios está en control. No importa lo que suceda en el mundo, no importa las preocupaciones de nuestro corazón, Dios ya ha ganado la batalla.

Entrar directamente a la Palabra viva y activa — y dejando que Su Palabra entre en mí — convierte mis preocupaciones en adoración. Me permite ser más suave cuando mi corazón se queja y puedo dejar que mis luchas me guíen a sus pies. Me recuerda que la adoración no es algo que solamente hago los domingos con las canciones de la iglesia; es una efusión diaria de un alma necesitada que se regocija en el don de la gracia.

Cuando la vida se siente incompleta y los planes parecen inciertos, decimos, Dios, en Ti confío.
Cuando estamos esperando, decimos, Tú lo vas a terminar.
Cuando nos sentimos perdidas o solas, decimos, Señor, Tú estás aquí.
Cuando el mundo nos presiona, decimos, Dios, Tú eres poderoso.
Y cuando nuestras mentes están llenas y nuestras almas se sienten vacías, decimos, Dios, Tú tienes lo que necesito, llévame a Tus pies.

Dios no necesita que seas perfecta o que no tengas preocupaciones; Él sólo necesita un corazón dispuesto. Abre tu Biblia, ahí donde estás, en medio de todo. Recuerda quién es Dios todos los días, mientras escribes la Palabra y llevas tu corazón a un lugar de adoración.

Señor, ¡gracias por regalarnos Tu Palabra! Gracias por encontrarnos justo donde estamos y ayudarnos a recordar la Verdad: Tú estás en control y siempre cerca de nosotras. Ayúdanos a traer nuestras preocupaciones a Ti y transformarlas en adoración. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Isaías 25:1, SEÑOR, tú eres mi Dios; te exaltaré y alabaré tu nombre porque has hecho maravillas. Desde tiempos antiguos tus planes son fieles y seguros. (NVI)

Salmo 119:105, Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero. (NVI)

Como devocional patrocinado, las dos secciones siguientes pueden contener enlaces de contenido solo en inglés.

Recursos Adicionales

¡Buenas noticias! ¡Hemos hecho equipo con Lara Casey y el Equipo de Cultivate What Matters para nuestro próximo Estudio Bíblico en línea! Presentando: Write the Word: Cultivate Worship, un estudio sobre la adoración de 21 días. Este diario exclusivo solo está disponible en Proverbs 31 Ministries. Este estudio te ayudará a desarrollar una práctica diaria para escribir la Palabra de Dios para que también esté escrita en tu corazón. ¿Qué estás esperando? Inscríbete aquí.

Conectate

Algunos estudios demuestran que cuando escribimos a mano podemos capturar en el corazón lo que la mano escribe y nuestro cerebro empieza a tomar decisiones acerca de esa información. Es por ello que Cultivate What Matters ha creado agendas, diarios y otros artículos para específicamente sumergirse en la Palabra y crear metas alcanzables para nuestro futuro. Puedes ver los diarios de Lara Casey (nuestra creadora y directora ejecutiva) en PowerSheets Intentional Goal Planner Collection, Write the Word y otros recursos que te ayudarán a estar más cerca de Dios y alcanzar tu máximo potencial.

Reflexiona y responde

¿Cuáles son tus mayores quejas? ¿Qué revelan estas quejas de tu corazón?

¿Qué palabras de la Escritura necesitas que sean escritas en tu corazón? ¡Compártelo en los comentarios!


¡A Lara Casey le encanta cultivar flores y soñar! Tiene tres hijos y le encanta ensuciarse las manos en el jardín. Como directora ejecutiva de Cultivate What Matters, Lara es la creadora del exitoso planificador llamado PowerSheets® Intentional Goal Planner, los diarios bíblicos Write the Word™, y también es autora de Make It Happen, Cultivate y su nuevo libro para niños, Gracie’s Garden. A menudo encontrarás a Lara, su esposo, Ari, y sus tres pequeños jardineros maravillados con las abejas y las flores en su jardín de Chapel Hill, Carolina del Norte. Encuéntrala en Instagram, aquí.

 

© 2020 por Lara Casey. Todos los derechos reservados.

Proverbs 31 Ministries agradece a Cultivate What Matters por su apoyo en los estudios en línea y los devocionales de Aliento para el día de hoy de P31.

Haz click aquí para ver nuestra política sobre los enlaces de terceros.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye