Devocionales

Preparándonos para un mejor año

31 de diciembre de 2020
En todo el territorio de Israel no había un solo herrero, pues los filisteos no permitían que los hebreos se forjaran espadas y lanzas. 1 Samuel 13:19 (NVI)

Cuando era más joven no era en realidad una atleta, pero había un juego que hacía que mi corazón se acelerara y que mi capacidad competitiva fluyera. ¡Esgrima bíblico! Era algo que jugábamos en nuestro grupo de jóvenes en la iglesia, una pequeña competencia para ver quién sería el primero en encontrar una referencia de las Escrituras.

¿Su propósito? Persuadir a la generación más joven a conocer nuestra Biblia en su totalidad. Nuestros líderes del grupo de jóvenes sabían que la Palabra de Dios nos ayudaría a mantenernos firmes en nuestra fe al crecer y afrontar más retos.

Recientemente me encontré un pasaje de las Escrituras que me llevó de regreso a esos días de esgrima bíblico. En 1 Samuel 13:19, leemos: “En todo el territorio de Israel no había un solo herrero, pues los filisteos no permitían que los hebreos se forjaran espadas y lanzas”.

Durante buena parte del Antiguo Testamento, los filisteos fueron los archienemigos de toda la vida de los israelitas. Ellos hicieron todo lo que estaba en su poder para asegurarse de que los israelitas tuvieran un limitado arsenal de defensa.

¿Cómo lograron esto? Cortando el sistema de defensa de los israelitas desde su raíz.

Los filisteos se aseguraron de que los israelitas no tuvieran herreros. No tener herreros significaba no tener armas. Sin armas no tenían una manera apropiada para defenderse a sí mismos. Por décadas, esto puso a los israelitas en una tremenda desventaja pues estaban constantemente sujetos a la intimidación de los vecinos.

Amigas, las tácticas del enemigo no han cambiado.

La Biblia es nuestra espada. Hebreos 4:12a nos lo dice: “Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos” (NVI).

El enemigo conoce el poder que contienen nuestras Biblias, así que hace lo que ha hecho por miles de años. Intenta cortar nuestro sistema de defensa desde la raíz.

Seguro, la Biblia nunca ha sido tan accesible como lo es ahora, pero desafortunadamente, también lo son millones de otras cosas, y todas esas otras cosas luchan arduamente por tener mi atención… y usualmente ganan.

Verás, Satanás no se intimida por el número de Biblias en mi casa. No le importa que haya descargado la Biblia a mi teléfono o que lea ocasionalmente el versículo del día. No le importa que yo tenga una espada si realmente nunca la uso.

Las estadísticas indican que la lectura individual de la Biblia ha recibido un fuerte golpe en la pandemia de 2020. Quizá estamos pasando más tiempo en casa, pero estamos dedicando menos tiempo a la Palabra.

Yo sé que no es fácil tratar de balancear nuevas normas con menos formas de desahogo para sentir alivio, pero si hay un tiempo en el que necesitamos llenarnos con la Palabra de Dios, ¡es ahora! Cuando abrimos nuestras Biblias (o nuestras apps de la Biblia) y leemos Su Palabra, respirando en la Palabra exhalada por Dios, la Biblia hará lo que dice que hará: cortar entre nuestra alma y nuestro espíritu, exponiendo nuestros pensamientos más íntimos.

La Biblia es multifacética. No es sólo aguda y convincente; el salmista nos dice que la Palabra de Dios es también una “lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero” (Salmo 119:105, NVI).

¿Has necesitado una luz que te guíe este año?

O cuando la tentación se aparece en nuestro camino, un rápido acceso a las Escrituras nos puede dar discernimiento y protegernos del pecado. “En mi corazón atesoro tus dichos para no pecar contra ti” (Salmo 119:11, NVI).

¿Deseas mayor discernimiento y protección del pecado?

No hay otro libro que pueda transformar nuestras vidas de la forma en que este libro puede hacerlo.

El esgrima bíblico era genial, pero ¡no deberíamos parar ahí! La Palabra viva, activa, exhalada por Dios debe entrar en nosotras… sólo entonces tendremos lo que se necesita para experimentar la victoria sobre cada situación que se atraviese en nuestro camino.

Amigas, el enemigo confiscó las espadas de los israelitas; no dejemos que nos quite las nuestras.

Querido Jesús, gracias por el poder que Tu Palabra tiene en nuestras vidas. Perdónanos si hemos estado distraídas. Te pedimos que nos des la dedicación que necesitamos para mantenernos enfocadas en Ti y en Tu Palabra invariable. Gracias por la esperanza que tenemos en Ti. En el Nombre de Jesús, Amén.

Verdad para hoy

Mateo 4:4, Jesús le respondió: —Escrito está: “No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. (NVI)

Recursos Adicionales

¡Hoy es el último día para contribuir a Proverbs 31 Ministries y que tu donativo sea duplicado! Si lo haces hoy, esta donación generará doble impacto. Y ahora tienes la opción de donar en pesos mexicanos, así como en  dólares americanos. ¡Haz clic aquí para ayudarnos a continuar ayudando a otras mujeres como tú!

Reflexiona y responde

¿Tienes un deseo de crecer más profundamente en la Palabra de Dios? Crea un plan para que puedas lograrlo de manera práctica. Considera unirte a un plan de lectura en tu app de la Biblia o simplemente empieza con el libro de Mateo y lee un capítulo cada día.

¡En los comentarios, déjanos saber cuál es tu plan para estar más en la Palabra de Dios en 2021!

© 2020 por Binu Samuel. Todos los derechos reservados.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación


Acerca de Proverbs 31

Proverbs 31 Ministries es un ministerio sin denominación y sin fines de lucro que busca encaminar a las mujeres a una relación personal con Cristo, con Proverbios 31:10-31 como guía.
Aprende más

Apoya a Proverbs 31 Ministries

En estos tiempos cuando el mundo quiere callar la verdad bíblica, Proverbs 31 Ministries está determinado a ayudar a las mujeres a conectarse con la Verdad de Dios como nunca antes, a través de los recursos que ofrecemos todos los días.
Contribuye