Devocionales

Jesús no tiene favoritos

10 de enero de 2022
Hermanos míos, la fe que tienen en nuestro glorioso Señor Jesucristo no debe dar lugar a favoritismos. Santiago 2:1 (NVI)

Favoritismo: Se habla poco de ello, pero sabemos cómo se siente, y al detenernos a pensar en ello, nos damos cuenta de lo destructivo que es.

He experimentado el favoritismo, prejuicio injusto contra alguien, de una manera u otra durante toda mi vida. De niña, recuerdo que me dejaban fuera de las fiestas de cumpleaños. Recuerdo haber oído a chicas hablar de cuánto les molestaba mi actitud generalmente alegre. Y he tenido que experimentar toda mi vida lo que se siente al ser excluida, simplemente por ser una mujer negra.

Puede producirse una sensación de vergüenza al preguntarnos, “si hay algo malo en mí”. Todas sabemos la respuesta, pero cuando nos sentimos heridas, nuestra seguridad puede verse nublada por falsos pensamientos.

Si tu corazón está dolido hoy por el favoritismo, quiero decirte que siento sinceramente el dolor que ello te ha causado. Pero por favor, quiero que sepas, que incluso si hay personas en tu vida que no muestran favoritismo hacia ti, Jesús nunca te hará lo que hacen ellos.

Aunque sé lo que se siente al estar en el lado equivocado de este tipo de favoritismo, sé que no soy inmune a mostrarlo también. Es muy natural hacerlo. Todas nosotras tenemos naturalmente nuestros favoritos, prefiriendo a quienes son como nosotras, o que pueden hacer algo por nosotras, por encima de los que no se nos parecen, o que percibimos que tienen menos que ofrecer. Nuestros hijos y los niños que nos rodean luchan contra la misma tentación de tener favoritos.

Afortunadamente, Jesús nos muestra un camino mejor: el camino del amor.

En la Biblia, el enfoque particular de Santiago es la parcialidad basada en las diferencias socioeconómicas, pero la aplicación del principio es amplia. Nuestro versículo clave contiene no sólo el mandato desafiante, sino la clave para obedecerlo: “Hermanos míos, la fe que tienen en nuestro glorioso Señor Jesucristo no debe dar lugar a favoritismos al mantener la fe en nuestro Señor Jesucristo” (Santiago 2:1, énfasis añadido).

Necesito aferrarme a mi fe, y mi fe me recuerda que Jesús no tenía, ni tiene, favoritos. Esa es una buena noticia para todas nosotras. No sólo murió por cualquiera que creyera, sino que también se relacionó con todo tipo de personas. He aquí nuestro máximo ejemplo de amor, un amor que no conoce límites.

Esto es contracultural. Dios le da la vuelta a todo. Nos inspira y nos invita a amar a los demás como Él nos ama. Cuando amamos a alguien que no es como nosotras y tiene poco que ofrecernos, en lugar de mostrar parcialidad hacia ellos, estamos amando como Jesús. Les estamos mostrando a Jesús.

Como madre, tengo la gloriosa oportunidad de vivir esto frente a mis hijos. A ningún niño hay que enseñarle a detectar las diferencias, a burlarse de los demás o a excluir a otros de sus juegos. Al acoger a los demás, tenemos la oportunidad de enseñar a nuestros hijos cómo el Señor elige amarlos, y cómo es amar a otros que no son como ellos.

Jesús no tiene favoritos, y nos llama a elegir amar de la manera que Él lo hace. Ese es un llamado glorioso.

Padre Celestial, gracias porque contigo nunca hay favoritismos - sólo tu amorosa bienvenida a pecadores como yo. Quiero ser como Tú y mostrar tu recibimiento a quienes me rodean que no son como yo. Muéstrame a quién puedo amar como Tú amas hoy. En el Nombre de Jesús, Amén.

Como devocional patrocinado, las dos secciones siguientes pueden contener enlaces de contenido solo en inglés.

Recomendamos

Para que tus hijos aprendan a amar como Jesús y a no tener favoritos con los demás, adquiere un ejemplar del nuevo libro de Trillia Newbell para niños, The Big Wide Welcome.

God’s Very Good Idea, también de Trillia Newbell, muestra a los niños el diseño de Dios para la diversidad.

Conéctate

Descarga gratis las hojas para colorear de The Big Wide Welcome aquí.

Profundicemos

Filipenses 2:3-5, “…con humildad consideren a los demás como superiores a ustedes mismos. Cada uno debe velar no solo por sus propios intereses, sino también por los intereses de los demás. La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús…” (NVI)

¿Qué intereses podrías aprovechar hoy si el beneficio de otra persona valiera más que tu propia conveniencia? Comparte tus pensamientos en los comentarios.

© 2022 por Trillia Newbell. Todos los derechos reservados.

Proverbs 31 Ministries agradece a The Good Book Company por patrocinar el devocional de hoy.

Haz click aquí para ver nuestra política sobre los enlaces de terceros.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación

¡Nuestra campaña financiera de fin de año está activa ahora!