Devocionales

Eres más valiosa de lo que piensas

28 de abril de 2022
Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica. Efesios 2:10 (NVI)

¿No es curioso cómo el tiempo pasa tan rápido, pero muchos de nuestros días a veces terminan pareciendo iguales?

Vamos al supermercado a comprar comida para nuestra familia solo para tener que ir de nuevo la próxima semana.

Nos sentamos a la mesa durante una hora para ayudar a nuestros hijos a armar un rompecabezas y luego tenemos que desarmarlo y volver a colocarlo en la caja.

Escuchamos sobre los logros de otras personas que parecen tan significativos y los comparamos con nuestras vidas y nos preguntamos si estamos marcando alguna diferencia.

En medio de todo lo que parece tan ordinario en nuestros deberes diarios, puede parecer que nos estamos perdiendo de cumplir algún propósito o alguna tarea mucho mayor. Con un suspiro desesperado ante la cotidianidad de la vida, llegamos al final de estos días y pensamos: ¿es esto todo lo que hay en mi vida? ¿O tiene Dios algo más para mí?

Las Escrituras nos dicen que Dios ha puesto la eternidad en nuestros corazones (Eclesiastés 3:11). Lo sabemos. Lo sentimos.

Es una sensación sagrada: la sentimos tan profundamente que sabemos que no es un indicio de nuestra imaginación, sino que se trata de la revelación de Dios. Dios nos está señalando en la dirección de algo. Una visión borrosa de cómo nuestras vidas aparentemente ordinarias podrían cambiar al mundo.

Lo ordinario puede ser muy, muy santo. Si somos obedientes a Dios en medio de nuestras vidas ordinarias, tener un impacto extraordinario siempre es posible.

Cuando lleguemos al cielo, creo que nos sorprenderá lo que realmente importaba más en la vida. Lo que realmente cambió el mundo. Lo que realmente cumplió con el propósito para el que fuimos creadas.

Y los lugares pequeños en los que nos presentamos y servimos en obediencia en realidad serán lo que incite a Jesús a decir: «Bien hecho. ¿Recuerdas cuando te tomaste el tiempo para compartir palabras de aliento con alguien que las necesitaba? Ese fue el día en que ayudaste a cambiar el mundo».

Amiga, tienes un llamado, un llamado único y maravilloso de Dios, cada día de tu vida. Encontramos esta verdad explicada claramente en Efesios 2:10: “Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica”.

Hoy podría ser en la fila del supermercado; mañana podría ser una conversación telefónica con una amiga. Donde sea que sea, sea lo que sea, recuerda: fuiste creada para participar en la actividad divina de Dios.

No sabemos cómo nuestras vidas podrían impactar la eternidad. Cómo podrían desarrollarse nuestras historias, cómo podrían usarse nuestros talentos y cómo Dios podría redimir lo que se siente sin propósito en el día a día para traer esperanza a un mundo que lo necesita desesperadamente.

Él no solo usará tu vida para un impacto extraordinario, sino que creo plenamente que Dios hizo el propio ADN de tu ser para llevar Su esperanza y bendecir al mundo con dicha esperanza. Tu vida nunca ha sido, ni tampoco será, desperdiciada en las manos de nuestro Creador. Cada aspecto tiene un propósito y cada momento tiene un impacto potencial… incluso cuando no puedes verlo.

Así que toma hoy lo que te parece muy ordinario y ponlo en las manos de Dios. Pregúntale cómo le gustaría usarlo. Pídele que te revele quién necesita una dosis extra de aliento hoy, y pídele que te ayude a ver realmente las necesidades de los demás mientras recorres el camino al que Él te ha llamado.

Oración:

Querido Señor, gracias por usarme hoy. Aunque mis momentos cotidianos se sientan insignificantes, sé que los usarás para un gran impacto. Necesito Tu ayuda mientras aprendo a decir “sí” a Tu llamado en mi vida para participar en Tu actividad divina. En el Nombre de Jesús, Amén.

RECOMENDAMOS

Para la chica que quiere ser libre para tomar decisiones saludables sin quedar atrapada en el ciclo del pensamiento obsesivo. Que lucha con lo que ve cuando se mira en el espejo. Quien quiere ser saludable, pero se siente paralizada al dar los primeros pasos. Quien ha tratado de hacerlo por su cuenta, pero siente que no puede progresar... El nuevo libro de Lysa TerKeust, El lunes empiezo de nuevo, es para ti. ¡Encuentra una satisfacción espiritual duradera comprando tu copia hoy!

CONÉCTATE

Encuentra ánimo verdadero cuando te conectas con Lysa TerKeurst aquí en Instagram.

PROFUNDICEMOS

Eclesiastés 3:11, Sin embargo, Dios lo hizo todo hermoso para el momento apropiado. Él sembró la eternidad en el corazón humano, pero aun así el ser humano no puede comprender todo el alcance de lo que Dios ha hecho desde el principio hasta el fin. (NTV)

Dios ha puesto la eternidad en nuestros corazones, lo que significa que cuando instintivamente anhelamos más, es un anhelo dentro de nosotros desde el momento en que fuimos creadas. Hoy, cuando sientas ese anhelo, pregúntale a Dios cómo puede usarte para construir Su Reino. ¡Y únete a nosotras en los comentarios, donde podemos compartir y orar unas por otras!

© 2022 por Lysa TerKeurst. Todos los derechos reservados.


NUESTRAS CREENCIAS

Si la vida se siente increíblemente difícil, haz clic aquí para acceder a nuestros recursos de consejería y asesoramiento.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación

¡Nuestra campaña financiera de fin de año está activa ahora!