Devocionales

Vivir nuestras relaciones sin distracciones

20 de mayo de 2022
El que perdona la ofensa conserva el amor; el que insiste en ella, separa a los mejores amigos. Proverbios 17:9 (NBV)

Un puñado de arena tiene aproximadamente 400.000 granos. Si vives 85 años y conoces una docena de personas al día, te encontrarás con este número de personas durante tu vida.

Si lo piensas, es solo un puñado de los 7,8 billones de personas que viven en la tierra. Con todas estas personas en el planeta a lo largo de nuestro recorrido por el universo, es inevitable que algunos amigos te decepcionen en algún momento. ¿Qué debemos hacer cuándo eso sucede?

Las relaciones pueden ser complejas. Algo que todos tenemos en común es que estamos equilibrando muchas de ellas. Entonces, ¿qué haces cuando las cosas se complican con alguien a quien consideras un amigo?

Una esperanza sin un plan es solo un deseo. No desees tener mejores relaciones; ten un plan de qué hacer cuando se compliquen las cosas. Tener un plan de acción para lidiar con las dificultades relacionales es una forma de cultivar el amor, como lo dice Proverbios 17:9: “El que perdona la ofensa conserva el amor; el que insiste en ella, separa a los mejores amigos”.

Este es un ejercicio que hago cuando las palabras o acciones de alguien me disgustan.
Me hago estas tres preguntas.

  1. ¿Cuál es la explicación más generosa para lo que están haciendo?
  2. ¿Cuál es la explicación más realista para lo que están haciendo?
  3. ¿Cuál es la explicación más optimista para lo para lo que están haciendo?

Si respondes a estas tres preguntas con mucha humildad y honestidad, tendrás un plan magnífico para enderezar el barco en lugar de hundir las relaciones valiosas en las que te encuentras. 

1. ¿Cuál es la explicación más generosa?
Es difícil ser generoso con tus pensamientos cuando tus sentimientos han sido profundamente heridos. Entiendo. Nos pasa a todos. Pide a Dios que te ayude a encontrar una explicación más generosa y honorable para los comportamientos extraños y desagradables, las palabras malintencionadas, los rumores u otras ofensas que se te presenten. 

Ten en cuenta esto: el mal busca distraerte como un medio para alcanzar la destrucción (Juan 10:10). El mal se alimenta de la distracción, y la distracción es como los carbohidratos, no saludables para las relaciones. Pon la distracción a dieta de los pensamientos y suposiciones más generosos que puedes reunir sobre los motivos detrás del error de tu amigo, encontrando la explicación más generosa que imagines. Tal vez pensaron que estaban siendo útiles. Quizás la herida que infligieron fue en realidad, un intento fallido de expresar su preocupación.

2. ¿Cuál es la explicación más realista?
La mayoría de las personas hace las cosas por una razón. Puede ser una razón tonta, un prejuicio no identificado o un simple malentendido. Deja las heridas a un lado por un momento y pregúntate: ¿qué pasó realmente? ¿Cuál fue la razón más probable que causó este malentendido, y por qué se dijo o se repitió la palabra desagradable? ¿Hubo una inseguridad de fondo o competencia de ideas o competencia relacional?

Una vez que encontremos explicaciones realistas, honestas y sin prejuicios podemos hacer el trabajo pesado requerido para avanzar. La gracia nunca parece justa hasta que la necesitas.

3. ¿Cuál es la explicación más optimista?
La explicación más optimista tiene que ver con un criterio que mira hacia el futuro, encarando con la mentalidad de una próxima oportunidad, algo que las Escrituras abordan bastante. Piensa en Pedro quien negó haber oído de Jesús, mientras el gallo cantaba. No había pasado mucho tiempo antes de que Jesús llamara a Pedro una roca (Mateo 16:18). La razón es sencilla: Jesús vio en quien se estaba convirtiendo Pedro, no en quien había sido.

Tal vez, podamos hacer lo mismo. Piensa en cómo podría ser tu relación en algún momento del futuro. Escoge una perspectiva para el futuro de la relación; establece un blanco y sigue apuntando en esa dirección.

Pablo le dijo a sus amigos en 1 Corintios 13:13 que solo unas pocas cosas perdurarán más que todo lo demás: la fe, esperanza y amor. No dejes que conflictos sin resolver te distraigan de tu fe, roben tu esperanza, o interfieran en tu capacidad de dar y recibir amor. En lugar de eso, ten un plan para entender el conflicto desde ángulos nuevos y diferentes, y dirija con la clase de amor y gracia que te gustaría recibir.

Señor, te pedimos que nos ayudes a cultivar amor en nuestras vidas para que podamos vivir sin ser distraídos por los desacuerdos o sentimientos heridos. Danos la fuerza y humildad para ser generosos, realistas y optimistas acerca de las intenciones de los demás, y ayúdanos a derramar gracia sobre los demás como Tú lo has hecho generosamente sobre nosotros. En el Nombre de Jesús. Amén.

Como devocional patrocinado, las dos secciones siguientes pueden contener enlaces de contenido solo en inglés.

Recomendamos

Para obtener una guía práctica sobre cómo vivir una vida con más propósito y menos distraída, adquiere una copia del libro de Bob Goff, Undistracted: Capture Your Purpose. Rediscover Your Joy, o únete a Bob en uno de sus talleres en su centro de retiro de California, The Oaks.

Conéctate

Bob Goff es abogado, uno de los autores más vendidos del New York Times y fundador de la organización sin fines de lucro, Love Does. Si quieres conocer más sobre Bob, puedes encontrarlo en línea como @BobGoff, enviar un correo electrónico a [email protected] o visitar BobGoff.com.

Profundicemos

Efesios 4:29, Eviten toda conversación obscena. Por el contrario, que sus palabras contribuyan a la necesaria edificación y sean de bendición para quienes escuchan.(NVI)

¿Qué es lo que puedes hacer hoy para dar gracia generosamente a alguien con quien has tenido problemas en tu relación? ¡Comparte en los comentarios!

© 2022 por Bob Goff. Todos los derechos reservados.

Proverbs 31 Ministries agradece a Nelson Books y a Thomas Nelson por patrocinar el devocional de hoy.

Haz click aquí para ver nuestra política sobre los enlaces de terceros.


NUESTRAS CREENCIAS

Si la vida se siente increíblemente difícil, haz clic aquí para acceder a nuestros recursos de consejería y asesoramiento.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación

¡Nuestra campaña financiera de fin de año está activa ahora!