Devocionales

Cómo recuperar una perspectiva llena de esperanza

20 de septiembre de 2022
»Pero olvida todo eso; no es nada comparado con lo que voy a hacer. Isaías 43:18 (NTV)

«¡Muéstrame tu último gran truco!».

Con esta frase, mis hijos sabían que ya era hora de salir de la piscina y secarse. También sabían que éste era el momento para destacarse. Las volteretas bajo el agua se transformaron en acrobacias. Las bombas al agua eran una oportunidad de darlo todo para el oro en los Juegos Olímpicos. Siempre anticipaba que el “último gran truco” de ayer palidecería en comparación con lo que harían hoy.

Observar a mis hijos me hizo ver que a veces temo que Dios ya haya hecho Su último gran truco en mi vida. El desánimo me convence de que mis mejores días han quedado atrás, o que mi situación es demasiado complicada o insignificante para que Dios intervenga y haga algo nuevo.

Claro que Dios todavía hace grandes cosas en las vidas de otras personas, solo que no en la mía.

Quizás has pensado en algo similar. Tal vez Dios te ha sanado hace algunos años, pero la crisis de salud que te acecha ahora te hace dudar de que Dios pueda hacer ese milagro otra vez. O quizás Dios intervino en tu matrimonio de una manera asombrosa hace algunos años, pero el miedo te susurra: eso fue entonces, esto es ahora.

Cuando las dudas limitan nuestras creencias sobre lo que Dios puede hacer en el futuro, corremos el riesgo de desarrollar la misma mentalidad de la gente a quien profetizó Isaías. Durante el cautiverio en Babilonia, los judíos vivían en una tierra extranjera con adversarios que los arrastraron a más de 2.500 kilómetros fuera de Jerusalén. Sin embargo, Dios les dio un mensaje de esperanza porque Él quería levantar sus ojos más allá de su situación actual.

Los cautivos judíos se habían quedado estancados en el pasado. Durante siglos, se quedaron pensando en la separación del Mar Rojo y no podían imaginar que Dios hiciera algo más espectacular (Isaías 43:16-17; Éxodo 14:21-30).

Pero Dios quería dirigir su mirada hacia el futuro. Al reflexionar sobre este acontecimiento milagroso, Dios declaró: “»Pero olvida todo eso; no es nada comparado con lo que voy a hacer” (Isaías 43:18). ¿Por qué Dios querría que olvidaran uno de los milagros más poderosos en su éxodo de Egipto?

¡Porque Dios tenía algo nuevo para ellos!

Pues estoy a punto de hacer algo nuevo. ¡Mira, ya he comenzado! ¿No lo ves? Haré un camino a través del desierto; crearé ríos en la tierra árida y baldía (Isaías 43:19, NTV).

Aun cuando nuestra situación y nuestro futuro parezcan tan secos como la arena del desierto, podemos recordar que, durante generaciones, Dios se ha especializado en hacer algo nuevo en los terrenos baldíos. El miedo nunca debe tomar nuestra esperanza como rehén. Nuestra situación cambiará. Dios nunca nos abandonará.

Esta semana, presta atención especial cuando estés tapando la olla a presión, tapando lata de café o guardando lo que quedó de la cena. Pregúntate dónde has puesto límites a tu fe, de manera que la detienes.

Podemos recuperar una perspectiva llena de esperanza recordando que la respuesta de Dios a los antiguos israelitas es la misma para nosotras hoy. Dios siempre está haciendo algo nuevo, y podemos descansar en Su trayectoria comprobada de fidelidad.

Señor, puedo identificarme con los judíos cautivos que pensaban que su situación nunca cambiaría. Gracias por cómo has obrado en mi vida en el pasado, y ayúdame a recordar que mis circunstancias nunca limitan Tu poder. Sigue recordándome que te interesas por mi situación y que obras a mi favor incluso cuando aún no puedo ver ninguna evidencia. Por favor, levanta mis ojos más allá de mi situación actual. Haz una nueva obra transformadora en mí mientras confío en Tu fidelidad. En el Nombre de Jesús, Amén.

RECOMENDAMOS

Amiga, ¿te has sentido desconectada de Dios por tu situación actual? Este sentimiento no es raro, y por eso, tenemos este recurso para reconectar el corazón de Dios con el tuyo. Conecta el corazón de Dios con el tuyo: 31 Escrituras personalizadas para cada día usa la Palabra de Dios para alentarte y recordarte que Dios está contigo, sin importar dónde te encuentres en la vida. ¡Conéctate con Dios otra vez, y descarga este recurso gratis hoy!

CONÉCTATE

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy? ¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

PROFUNDICEMOS

Efesios 3:20, Y ahora, que toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros. (NTV)

Isaías 64:4, Desde el principio del mundo, ningún oído ha escuchado, ni ojo ha visto a un Dios como tú, quien actúa a favor de los que esperan en él. (NTV)

¿En qué áreas de tu vida ha puesto un límite a tu fe el desánimo? ¿En qué áreas el desaliento ha logrado opacar tu sentido de anticipación divina?

Toma tiempo hoy para escribir uno o dos versículos sobre la fidelidad de Dios. Deja que refresquen tu alma y lleva tu mirada más allá de tu situación actual. Después, ¡comparte tus versículos favoritos con nosotras en los comentarios!

© 2022 por Laura Lacey Johnson. Todos los derechos reservados.


NUESTRAS CREENCIAS

Si la vida se siente increíblemente difícil, haz clic aquí para acceder a nuestros recursos de consejería y asesoramiento.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación

¡Nuestra campaña financiera de fin de año está activa ahora!