Devocionales

Que tu luz brille por Jesús

3 de agosto de 2022
Así brille la luz de ustedes delante de los hombres, para que vean sus buenas acciones y glorifiquen a su Padre que está en los cielos. Mateo 5:16 (NBLA)

Cuando nuevas amistades se enteran de mi condición crónica de visión limitada, suelen preguntarme qué me ayuda a ver mejor mi mundo. Mi respuesta es sencilla pero sorprendente: la luz.

Veo mejor cuando la luz entra de lado. Soy sensible al resplandor, y si la luz es demasiado brillante, aparto mi cara de la fuente de la luz. Para complicarme aún más la vida, tengo un trastorno raro llamado nistagmo, que hace que mis ojos tiemblen. Algunas luces parpadean más que otras, y el parpadeo de la luz, combinado con el movimiento irregular de mis ojos, puede hacer que me sienta desorientada.

Una buena luz marca la diferencia en lo bien que puedo funcionar.

En nuestro versículo clave, Jesús nos dice que somos la luz del mundo. Nuestra buena luz marca la diferencia para el mundo y el Reino de Dios.

Estamos entrando en una temporada del año con nuevos comienzos para brillar nuestra luz: el inicio de la escuela, los deportes, las actividades de la iglesia, y una nueva lista de eventos comunitarios. Eso significa que nos codearemos con nuevos conocidos, y tendremos oportunidades de vivir nuestra fe en voz alta ante aquellos con los que nos relacionamos.

Jesús nos llama, como seguidoras de Cristo, a no ser tímidas a la hora de compartir Sus buenas nuevas, porque tenemos las respuestas a lo que ocurre después de la muerte y cómo tener una relación restaurada con Dios antes de la muerte.

Jesús dijo a Sus seguidores que las buenas nuevas de Dios son tan atractivas y esenciales como la sal y la luz (Mateo 5:13-16). ¿Pero cómo podemos animar a otras a aceptar este mensaje que cambiará la eternidad? ¿Es el hablar y predicar la forma más efectiva de influir en las personas? Jesús respondió a esa pregunta cuando dijo: Así brille la luz de ustedes delante de los hombres, para que vean sus buenas acciones y glorifiquen a su Padre que está en los cielos(Mateo 5:16).

En los versículos anteriores, Jesús da el primer paso: no te guardes esta buena nueva solo para ti. Luego, en el versículo 16, Él describe cómo debemos compartir esta vida nueva. Primero, Él dice que las buenas obras hablen el mensaje. En segundo lugar, aclara que debemos hacer acciones buenas de una manera que lleve a las personas a glorificar a Dios en lugar de alabarnos a nosotras.

No basta con hablarle a alguien de Jesús o hacer un acto de bondad, esperando que la persona haga la conexión entre lo que hago y mi fe en Cristo. Cómo cuento y cómo vivo determinará la efectividad de mi mensaje.

Con el recuerdo de qué tipo de luz me ayuda a ver mejor, hay tres palabras que tengo en mente para ayudar a guiar mis buenas acciones a diario. Mis buenas acciones deben ser dirigidas, equilibradas y consistentes.

Dirigidas: el bien que hago en nombre de Jesús debe dirigir la atención de las personas a la obra, no hacia mi. Si lo que hago hace que las personas me miren, perderán la intención de mis buenas acciones: mostrarles el amor de Jesús. Puedo verificar mis motivos preguntando: “¿cómo apuntará a Jesús esta acción y a Su manera de vivir?”.

Equilibradas: Jesús después dijo que tenemos que hacer el bien en silencio, como si una parte de nuestro cuerpo no supiera lo que está haciendo la otra (Mateo 6:2-4). Es equilibrio. Jesús no quiere que ocultemos nuestros actos justos, pero advierte que no debemos destacar lo que hacemos. Al igual que aquellos a los que Jesús alabó en Su parábola de las ovejas y las cabras (Mateo 25:31-40), alcanzaremos el equilibrio adecuado cuando lo que hacemos se vuelva una parte tan natural de nuestro estilo de vida, que apenas nos demos cuenta de que lo hicimos.

Consistentes: nuestro comportamiento infundido por Cristo debe ser constante y consistente, algo en lo que las personas puedan confiar. Si soy amable en un momento y luego reacciono de forma hiriente al siguiente, dejaré a mi receptor confundido sobre el mensaje que intento transmitir.

Mientras hablamos las buenas nuevas de Dios y participamos en buenas obras consistentes de compasión y justicia, oro para que Dios encienda un fuego en los corazones de quienes nos observan y que Dios sea honrado y magnificado por todo lo que hacemos y decimos.

Padre, en esta temporada de nuevas conexiones e interacciones, quiero representarte bien. Guíame, por favor, en lo que digo y en cómo vivo para que pueda proyectar Tu amor de la mejor manera a los que observan la vida que estoy tratando de vivir para Ti. En el Nombre de Jesús, Amén.

RECOMENDAMOS

Amigas, estamos llamadas a ser la luz del mundo, la sal de la tierra y a representar a Cristo cada día. Pero para representar a Cristo, primero debemos entender Sus principios, valores y leyes. En Los valores del Reino, el Dr. Tony Evans brinda ideas basadas en las virtudes bíblicas que se encuentran en las Bienaventuranzas, así como en el resto de las enseñanzas de Cristo. Cuando vives la vida a la manera de Dios, demostrando Sus valores a quienes te rodean, introducirás un cambio auténtico no solo en los demás sino también en la cultura. Al alinear tus pensamientos, palabras y acciones con los valores de Dios, recibirás la paz, el consuelo y el propósito que siempre has estado buscando. Los valores del Reino son contagiosos. Compártelos y obtén tu copia hoy mismo.

CONÉCTATE

¿Te ha gustado leer los devocionales en español Aliento para el día de hoy? ¡Considera compartirlos con tu hermana, madre, hija o amigas! Nuestro deseo es hacer correr la voz acerca de nuestros recursos en español al compartir la Palabra de Dios y crear una comunidad entre hermanas en Cristo. ¡Gracias por ser partícipe en todo esto!

PROFUNDICEMOS

1 Pedro 2:12, Mantengan entre los incrédulos una conducta tan ejemplar que, aunque los acusen de hacer el mal, ellos observen las buenas obras de ustedes y glorifiquen a Dios en el día de la salvación. (NVI)

¿A quién te gustaría influenciar con el mensaje de salvación de Jesús? ¿Qué bondad podrías hacer esta semana por esa persona que refleje el amor y la compasión de Cristo? ¡Nos encantaría escuchar tus ideas en los comentarios!

© 2022 por Karen Wingate. Todos los derechos reservados.


NUESTRAS CREENCIAS

Si la vida se siente increíblemente difícil, haz clic aquí para acceder a nuestros recursos de consejería y asesoramiento.

Estamos agradecidas a nuestras voluntarias por su trabajo realizado en la traducción de este devocional al español. Conócelas aquí.

Únete a la conversación

¡Nuestra campaña financiera de fin de año está activa ahora!